Caen incendiarios de Caucel

Detenidos al salir de una casa que habían robado y quemado

3_100114p9incendphoto01

Cinco integrantes de la banda delincuencial autodenominada “Los incendiarios de Ciudad Caucel” fueron detenidos cuando salían con diferentes artículos que robaron de un predio de la calle 27-A con 110-A de Ciudad Caucel, al que le habían prendido fuego para borrar las huellas del atraco.

La detención fue anoche y estuvo a cargo de agentes de la Policía Ministerial Investigadora. Los detenidos son Moisés Cobá Santos, de 19 años; Gerardo Magallón Soloría, de 23; Carlos Vázquez Novelo, de 21; Víctor Rodríguez Ku, de 37, y Wílliam de Jesús Sansores. Llevaban diversos objetos en un viejo triciclo.

Marcos Antonio Muñoz Herrera, subdirector de la Policía Ministerial de la Fiscalía General del Estado (FGE), señaló que desde hace tres meses, cuando comenzaron los robos de este tipo, se inició la investigación que derivó en la detención de estos sujetos.

Los detenidos están relacionados con al menos cinco robos de este tipo.

Serán acusados de robo, daños en propiedad ajena y asociación delictuosa, delitos que, de acuerdo con la ley, son considerados graves.

“Podría decirse que se trata de ladrones seriales, debido a que el modus operandi es el mismo y robaban en predios con características similares”.

Los agentes de la Policía Ministerial recibieron el reporte de que un predio se incendiaba. Varias unidades de la corporación se trasladaron al lugar, donde encontraron que los sujetos salían de la propiedad con artículos de la casa, que se quemaba.

En un triciclo los ladrones ya habían subido otros artículos. de acuerdo con las investigaciones, los ladrones ingresaron por la parte de atrás del predio, propiedad de Genny Quintal.

En el interior robaron objetos de valor y luego rociaron gasolina y le prendieron fuego.

El mismo modus operandi utilizaron en los cinco robos anteriores, donde luego de robar incendiaron los predios para borrar sus huellas.

Ayer mismo fueron consignados al penal por los delitos de robo calificado cometido en pandilla, asociación delictuosa y daños en propiedad ajena, todos delitos graves.

La banda era el azote de ese fraccionamiento del Poniente de Mérida.- David Chan Caamal




Volver arriba