Breves de policía

Cerca de Plaza Sendero ocurrió este accidente que involucró una moto y un auto

Espectacular accidente ocurrió ayer a las 10 de la mañana en la calle 117 con 32 de Francisco Villa Poniente, donde el Corsa placas YZH-81-14, manejado por Raziel Aguilar Alcocer, terminó volcado con las llantas arriba. Este hecho ocurrió luego de que el guiador perdió el control del volante porque hablaba por celular mientras conducía. A pesar de lo aparatoso, no hubo heridos de gravedad. Los daños, según la aseguradora, ascenderían a $200,000. Para las labores se tuvo que cerrar la calle alrededor de dos horas, lo que ocasionó problemas de vialidad. De acuerdo con los datos, el auto transitaba de Norte a Sur sobre la calle 117. Al llegar a la calle 32 perdió el control del volante, según dijo porque dormitó; sin embargo, testigos afirmaron que iba hablando por celular. Por la velocidad, se salió de la carretera, chocó con un poste de madera de teléfonos, el cual rompió, y luego se impactó con la barda del predio 313; luego volcó. Con la ayuda de algunos vecinos, el guiador salió del auto y pidió ayuda. Paramédicos de la SSP lo valoraron; no ameritó traslado al hospital. Durante dos horas se cerró la vía para las diligencias de ley.-

Mañana de motociclistas

Dos motociclistas resultaron heridos en sendos accidentes de tránsito ocurridos ayer en la mañana, uno en Jardines de Mérida y otro en la Lázaro Cárdenas. El primer hecho fue a las 5:30 de la mañana en la avenida Yucatán entre 60 y 62 del fraccionamiento Jardines de Mérida. De acuerdo con los datos, la motocicleta placas 4-HPN-1, manejada por Francisco Tec Noh, transitaba de Sur a Norte sobre la avenida Yucatán. Al llegar a las calles 60 y 62 el guiador dormitó y perdió el control del vehículo, que se salió de la carretera y se estrelló con la camioneta Avalanche placas YP-94553, que estaba estacionada. Por la fuerza del impacto, el motociclista salió disparado y resultó lesionado. Paramédicos de la SSP, lo auxiliaron y trasladaron al hospital. El otro hecho fue a las 10 de la mañana, en la calle 10 con 21 de la colonia Lázaro Cárdenas, a una esquina de Plaza Sendero. Esther Benítez, conductora del Tsuru placas ZAC-32-17, transitaba de Sur a Norte sobre la calle 10. Al llegar al cruce con la 21 no respetó el alto de disco e impactó la motocicleta placas 2GHC1 manejada por Ángeles Filiberta Paredes Linares, de 43 años de edad. La moto iba con preferencia de Oriente a Poniente sobre la calle 21. La moto se proyectó y chocó con el Civic placas ZAL-1642, cuyo guiador hacía su alto en la calle 10 en el sentido de Norte a Sur. La motociclista sufrió fractura en la pierna derecha y fue trasladada al hospital “Ignacio García Téllez”, del IMSS.La guiadora del Tsuru, indicó que en primera instancia hizo su alto, sin embargo, luego puso en marcha el vehículo, ya que aparentemente no venía nada. Se dirigía a un albergue para llevar refrescos. La aseguradora, se haría cargo de los daños.-

Justicia contra delegado

El Juzgado 7o. Penal ordenó la formal prisión contra Janitzio Durán Ortegón, delegado del Inca Rural en la región. Se le atribuye no dar dinero para sus hijos, según denuncia de su ex esposa, Evangelina Concha Alcocer. El acusado fue detenido la semana pasada y declinó declarar en fase preparatoria; luego se intentó un acuerdo al que dijo realizar, pero finalmente se retractó. Le reclaman $600,000, aunque el acuerdo sería aportar cerca de $100,000. La señora Evangelina Concha expresó, en pasillos de los juzgados penales, que ha recibido amenazas de cercanos parientes de su ex esposo, por lo cual teme las cumplan.La formal prisión se acordó estando Durán Ortegón en libertad por una fianza que depositó. Se espera que su defensa promueva un amparo contra la sujeción a proceso que se le ordenó. El funcionario seguirá en libertad.-

Fue detención legal

El juez de control Luis Solís Montero consideró legal la detención que hicieron agentes de la SSP a partir de una “llamada anónima” sobre narcomenudeo. En audiencia nocturna, de la que no se avisó previamente, los acusados alegaron inocencia, pero el juez consideró que fue legal la detención a partir de un cateo y revisión que arrojó la detección de drogas entre las ropas de ambos detenidos. Como los acusados no comprobaron tener un domicilio en esta ciudad, el juez consideró que estarán en prisión hasta el 2 de julio, fecha en la que se llevará al cabo la audiencia en la que se les vinculará a proceso, en su caso. Las detenciones fueron en la Francisco I. Madero, cuando los agentes acudieron al sitio y vieron a las personas “con los rasgos” que les proporcionaron en la llamada anónima. Los policías aseguran que vieron un “intercambio de manos”, luego catearon a los detenidos y finalmente los aprehendieron.-

Tragedia familiar

Con lágrimas, la señora Cristina Celene Sánchez Mezeta negó que hubiera retenido por la fuerza a un hijo suyo, pero de cuya custodia cedió al padre del menor. La denuncia por sustracción de menores la promovió Alexis Daniel Morales Castillo, quien dijo que en enero de 2013 dejó al menor en casa de la abuela materna. Su ex esposa, la señora Sánchez Mezeta, acudió a la casa para ver al niño, pero al retirarse lo llevó consigo “sin autorización”. Desde esa fecha el menor ha estado con su madre sin que tenga la custodia, ya que la detenida renunció a ese derecho cuando la pareja se divorció. Previa orden que giró el Juzado 6o. Penal, la acusada fue detenida cerca de su casa, en la calle 48 con 119 de Cinco Colonias. En declaración preparatoria, llorando dijo que no retuvo al menor, sino que su madre, con autorización del quejoso, le entregó al menor. “Nunca fue por el niño, sólo fue a verme una vez para insultarme y amenazarme porque vivo con otra persona. El niño está bien y mi ex esposo ha amenazado con llevarse al niño a Monterrey”, expresó la detenida, quien tiene derecho a fianza. El niño quedó al cuidado de otros parientes cercanos cuando se hizo la detención. De alguna manera la situación es traumática para el menor por el conflicto de sus padres.-




Volver arriba