Breves de policía

Breves de policía

El "flanero" Jorge  R.  Saldívar

Tres personas lesionadas y “unos 500″ flanes destruidos fue el saldo de un accidente ocurrido en calles del Centro, en el que un taxista foráneo no respetó una señal de alto y causó el percance. “¿Quién me va a pagar los flanes, son como tres o cuatro mil pesos?”, se preguntó una y otra vez el flanero Jorge Iván Rosas Saldívar. Poco antes del mediodía ocurrió el choque en la confluencia de las calles 66 y 75, cuando el taxista Gabriel Acosta Várguez no respetó la señal de alto cuando apenas había salido de su paradero de San Juan para dirigirse a Tekax con cupo completo.-

Numerosas personas ingresaron a hospitales de la ciudad para ser atendidas de heridas que sufrieron en accidentes de tránsito en esta ciudad y en el interior del estado. Los motociclistas ocuparon el primer lugar en lesionados, ya sea porque causaron los percances o porque fueron víctimas de otro automotor. Al hospital O’Horán ingresó Miguel Ángel Herrera Canché, de 66 años, quien sufrió fractura de tobillo al ser atropellado. A ese mismo hospital ingresaron José Angelino Caamal Can y Elías Tuz Mut, quienes eran pasajeros de una camioneta Van guiada por Melchor Pat. El Centro Médico del IMSS informó del ingreso de Ariel Moisés Pech Palma, de 20 años de edad, quien sufrió fractura del brazo al ser chocada la motocicleta que manejaba. A ese mismo hospital ingresó Gabriel Alejandro Rosado, de 34 años, quien viajaba en una motocicleta con su hermano Javier Iván, en Brisas, cuando fueron colisionados. El O’Horán recibió a un niño, de cuatro meses, quien sufrió fuerte golpe en la cabeza al chocar el triciclo en que era llevado por su madre Leydi Chi.-

Mauricio Madrazo, cuyos familiares se quejan de acoso policíaco, durante el juicio que se le sigue por narcomenudeo fue liberado porque no hay pruebas para mantenerlo en prisión. En anterior detención, en la que negó el narcomenudeo que le atribuyó la SSP, el inculpado fue absuelto. Varios meses después de nuevo fue aprehendido cuando presuntamente “vendía drogas”. Sin embargo, sus familiares, incluyendo su padre, el comandante en retiro Ernesto Madrazo y Castelazo, señalaron que la detención fue arbitraria, cuando el inculpado estaba en su casa de Montes de Amé y la policía irrumpió. El Juzgado 3o. lo sometió a juicio sin derecho a fianza. Sin embargo, un juez federal ordenó reclasificar el delito, lo que permitió que Mauricio Madrazo Regil recuperara su libertad. No es la primera vez que las autoridades detienen de manera reiterada a determinadas personas. Otro reciente caso es el de un cubano radicado en Progreso.-




Volver arriba