Breves de policía

Heider  Montalvo Gómez, acusado  de narcomenudeo, declara  en el  Juzgado 3o.

La Fiscalía General localizó a la menor Karla Isabel Uicab Castro, quien tenía varios días de desaparecida en Ticul. De acuerdo con el reporte, anteayer por la noche personal de Alerta Amber acudió al domicilio de la madre de la joven, quien realizaba la búsqueda de su hija por medio de las redes sociales y pegó volantes en diferentes puntos de la población y cercanías. A las 6 de la tarde, se interpuso una denuncia judicial Ticul, tras la cual agentes de la Policía Ministerial localizaron al novio de la joven, pues la familia pensó que él se la había llevado, pero la menor no se encontraba con él. Sin embargo, aportó datos de los amigos más cercanos de la joven y se visitaron varios lugares hasta que a las 9 de la noche del mismo jueves la menor fue localizada en casa de una amigas. Fue llevada al Ministerio Público, donde se determinó que se encontraba en perfecto estado. La joven indicó que huyó por problemas familiares. El mismo jueves fue entregada a la familia. La dependencia, hizo un llamado a las familias para mantener una comunicación constante con sus hijos para evitar casos similares. Además las jóvenes se exponen a riesgos como caer en manos de personas mal intencionadas.- David Chan Caamal.

“Me pedían $40 mil y como no se los di porque no tengo, me mandaron al penal”, declaró José Heider Montalvo Gómez, acusado de narcomenudeo. La esposa del detenido, quien acudió a los juzgados penales para auxiliar a su cónyuge, coincidió con esa versión, ya que recibió llamadas de su esposo en ese sentido. Fue detenido por agentes ministeriales en supuesta posesión de drogas “con fines de venta”, delito que no permite la libertad bajo fianza. El acusado relató en el Juzgado 3o. Penal que en un automóvil “antiguo” iba a su trabajo cerca de la terminal ADO cuando fue interceptado y subido a otro vehículo.”Me pasearon como hora y media, con la cabeza tapada. Luego, me pidieron el dinero y dieron plazo para conseguirlo. “Vencido el plazo, al decirles que no tengo dinero, me respondieron “pues te quedas”.- R.F.G.

Representantes de la gasera Tomza depositaron alrededor de $170,000 para que los involucrados en la explosión de una pipa, en Polígono 108, sigan en libertad el juicio en el Juzgado 7o. Penal. Dos empleados y dos directivos, encabezados por el dueño de la gasera, Tomás Zaragoza Fuentes, fueron acusados de homicidio y daño en propiedad ajena, en uno de los expedientes enviados a ese tribunal. En la otra consignación el caso fue cerrada previo pago que la empresa hizo a las víctimas de la explosión. Queda pendiente reparar los daños del molino “La mano poderosa”, cuyos propietarios exigen una mayor cantidad que la que les ofrecen y es similar a la calculada por peritos de la Fiscalía General. En este expediente se incluyó la muerte de una de las dos víctimas fatales del accidente. Se pagó más de un millón de pesos a los deudos, pero sigue pendiente la posible multa y una cantidad para garantizar que los inculpados asistirán a las diligencias del juicio.Esa cantidad es por los cuatro acusados.- R.F.G.

Culpa al motociclista”Ni siquiera invadí el carril, de pronto la moto vino contra mi”, manifestó Roberto Javier Tuz Carrillo, acusado de propiciar un choque en Chuburná, del que resultó herido un inspector del Ayuntamiento de Mérida.En declaración que rindió en el Juzgado 5o. Penal, el acusado comentó que es de Valladolid, llegó a esta ciudad en busca de empleo y después de un trámite, retornaba a esa ciudad del Oriente cuando chocó.El peritaje determinó que Tuz Carrillo, que guiaba un automóvil, invadió la arteria de preferencia y propició el choque con la motocicleta que manejaba Raúl Antonio Canul Noh, quien resultó herido.El detenido insistió en que no invadió el carril, que apenas llegaba a la calle con prefencia cuando “la moto vino contra mi”.- R.F.G.



Volver arriba