Breves de policía

“No le he pegado, ni él dijo que me dijo que tenía qué ver con el de la tienda”, manifestó Juan Gualberto May Canul, acusado de violencia familiar por su esposa Juana Tun May, de quien esta separada desde hace cinco años. La denuncia es de esa época, de 2009, cuando ambos vivían en San Pedro Chimay, comisaría ubicada al sureste de Mérida. Según la quejosa, la violencia de su esposo es “de todos los días” y en una ocasión le sangraron la nariz, tras una discusión. “Sí, hubo una discusión, cuando me dijo que tenía relaciones con el de la tienda. Sin embargo, ella me pegó porque no le daba lo que quería. Cuando levantó las manos rebotó conmigo y se lastimó la nariz”, dijo el inculpado, en declaración preparatoria que rindió en el Juzgado 5o. Penal. A una pregunta, May Canul dijo que le consta de las relaciones que tenía su esposa con “Luis Alfonso Cuytún, de la tienda”. “Dije que me iba a trabajar, pero no, regresé más tarde a mi casa y vi a mi esposa con ese señor, el brincaba la albarrada para verse con ella”, relató. “Le pregunté por qué hacía eso y me dijo que la amenazaron. Decidí salirme de la casa, desde hace cinco años”, añadió. Familiares del detenido acudieron a ese juzgado para pagar una fianza y advirtieron que “no se quedará así”, pues tienen pruebas contra la quejosa.- R.F.G.

La instalación de cámaras de seguridad no garatiza su funcionamiento en momentos “clave”, pues de nuevo la SSP informa a un juzgado no servían unas del Periférico. Ese comunicado lo emitió la dependencia a petición de varios acusados de robo que alegan haber sido detenidos en un sitio distinto al que afirma la corporación. Cuatro acusados extranjeros escucharon el informe, en el Juzgado 8o. Penal: “las cámaras no funcionaban”. Por tanto, la SSP no envió las grabaciones donde los inculpados fueron detenidos. En otros casos, la SSP ha respondido de similar forma, como ocurrió con la agresión registrada en el “paso de primido” de Circuito Colonias con prolongación del Paseo de Montejo en junio de hace tres años. En otros casos, como el jucio que se siguió a Wafé Kuri Torre, tampoco hubo grabaciones de los movimientos de patrullas ni se permitió analizar un equipo de localización global (PGS). La negativa a mostrar vídeos obtenidos en cámaras se dio a la solicitud de la defensa de la cubana Juana Rosa Guerrero Hernández, los venezolanos Elda María Zambrano Vera y Román José Ramos Rojas y el colombiano Omar Rojas Suárez. A los detenidos se les atribuye asaltar a funcionarios de Samahil y otro robo con violencia en el norte de la ciudad.- R.F.G.

Un juzgado federal negó el amparo a Lony Patiño Llanes quien pidió esa protección contra la formal prisión que ordenó el Juzgado 1o. Penal. Detenido por un robo en la Amapolita, el inculpado negó haber entrado a una casa de esa colonia. La dueña de la casa dijo que le robaron un aparato electrodoméstico, que fue recuperado tras la detención que hizo la SSP.En otro caso, Carlos Guillermo Pérez Medina fue liberado luego de tres años de encarcelamiento, ya que un tribunal colegiado le concedió el amparo por indebida detención y falta de pruebas.Fue sentenciado por el Juzgado 4o. Penal.- Rudesindo Ferráez García




Volver arriba