Aumenta la "banda canina"

Aumenta la “banda canina”

Pleitos de perros causan temor en el Fracc. Morelos

La "banda canina" que siembra temor entre los vecinos del Fracc. Morelos por sus constantes peleas

La jauría que merodea en el fraccionamiento Morelos regresó ayer con mayor número de perros callejeros por la entrada en celo de una de sus integrantes.

Hasta ahora siete perros pelean por convertirse en el alfa del grupo. Para ello encarnizan feroces peleas que siembran temor entre los habitantes del fraccionamiento por la agresividad de los pretendientes caninos.

El grupo pasea por las calles de la Morelos y alebresta a las mascotas que están encerradas en las viviendas de sus amos.

Los perros “encarcelados” ladran y se lanzan contra las rejas con ganas de pelear y en ocasiones encuentran rival entre los callejeros porque pelean separados por la reja. Entonces, los propietarios salen con sus palos de escoba o con cubeta de agua para espantar a la jauría.

Los gatos que salen de sus casas para deambular y ven al grupo corren espantados y saltan los muros para huir de los perros, porque no olvidan que este grupo mató una gata embarazada y una gallina, como reseñamos hace unas semanas.

Las peleas callejeras entre los perros que buscan conquistar a la hembra en celo generan preocupación entre los vecinos del rumbo de la Morelos, que abarca varios fraccionamientos, porque se dan a las puertas de los domicilios o en calles concurridas por las personas que acuden a los comercios cercanos.

Además, cada día aumenta el número de rivales y las peleas son tumultuarias en cualquier lugar.

Los canes también buscan comida desesperadamente en las bolsas de basura que están a las puertas de las casas y las rompen.

En algunos casos acarrean los restos de animales que hallan en la calle y los dejan en las puertas o lugares que son su territorio.- Joaquín Chan Caamal

De un vistazo

Máquina

Quienes ven la manada comentan que en pocos meses el número de perros sin dueños aumentará porque la reproducción canina es una máquina sin parar.

Desinterés

Hasta ahora la perrera municipal se ha mostrado desinteresada en atender esta creciente problemática.




Volver arriba