Asesinato en Kanasín

Asesinato en Kanasín

Encuentran en un mototaxi a un joven "embolsado"

3_200314p10kansasphoto01

Un nuevo hecho violento sacudió a Kanasín, uno de los municipios con los más altos índices de violencia. Ayer se halló el cadáver de Pablo Salomón Ortiz Pérez, de 18 años de edad, originario de Tabasco y avecindado desde hace años en ese municipio.

Al parecer fue asesinado con un objeto contundente, luego embolsado y llevado a “tirar”. El cadáver fue identificado por Wendy Xiu Aguilar, suegra del ahora occiso.

En una bolsa del pantalón de la víctima se encontró una bolsita con mariguana.

Se presume que el homicidio ocurrió en algún punto de la localidad, luego embolsaron el cuerpo y lo llevaron a tirar a una vereda, en la carretera a Acanceh, donde hay un basurero clandestino.

El cadáver fue hallado en un mototaxi de la agrupación MSK o Lona Verde.

Prisciliano Luján Ortega, director de la Policía Municipal de Kanasín, informó que a las 10 de la mañana la corporación recibió una llamada anónima en la que reportaron que había un cuerpo en la carretera a Acanceh.

Varias unidades de la corporación recorrieron el lugar hasta llegar a una vereda que comunica con Teya, en el kilómetro 4 de la vía a Acanceh.

Cincuenta metros adentro de la maleza estaba el mototaxi placas 3-HAD-3, de la citada agrupación, y en su interior encontraron el cuerpo.

Decenas de mototaxistas llegaron al lugar para identificar al difunto, pero no fue posible; el mototaxi está registrado a nombre de Luis Adriel Bacab Beh.

El líder de mototaxis MSK, Álvaro Baas Can, dijo que el occiso no es integrante de su agrupación. “Me acerqué a verlo y no, el difunto no es un mototaxista. Al parecer el vehículo es de uno al que le apodan ‘Papo’, pero no estoy seguro”, dijo.

Uno de los agentes municipales, de los primeros en llegar al lugar, relató que realizaban labor de vigilancia cerca del fraccionamiento Héctor Victoria cuando les pidieron que se acercaran a la carretera a Acanceh, porque reportaron que había un cadáver.

A los pocos minutos llegaron al sitio, una antigua brecha que comunica con la hacienda Teya. “Antes era utilizada por los campesinos que iban a cortar penca, ahora casi nadie pasa”.

Desde la carretera se podía ver, semioculto, un mototaxi con una lona verde.

“Pensamos que las personas que corrieron fue porque las sorprendimos tirando basura en una zona no permitida. Al acercarnos a verificar nos llamó la atención una bolsa abultada, en la que se podía ver la forma de una persona. Junto con el comandante abrimos la bolsa y encontramos el cuerpo de una persona bañada en sangre”.

Por la noche se dio a conocer que el occiso dio positivo a alcohol y mariguana.- David Chan Caamal




Volver arriba