Alega que estalló una llanta

Alega que estalló una llanta

Declina declarar un joven acusado de mortal choque

Iván Santiago Ricalde Pat, el automovilista a quien se responsabiliza por el fatal percance ocurrido en la vía Mérida-Progreso, declinó declarar en fase preparatoria.

El juez Jorge Andrés Vázquez Juan y otros funcionarios del Juzgado 7o. Penal, así como de la Fiscalía adscrita a ese tribunal, acudieron a un hospital para recibir la declaración del joven detenido.

Herido, Ricalde Pat escuchó las investigaciones que hizo la Fiscalía General del Estado en torno a la muerte de la joven Paola Andrea Palomino Alvarado y las lesiones, algunas graves, que tienen otros jóvenes que viajaban en el mismo vehículo.

Se le informó al joven conductor que, de acuerdo con la ley, se puede abastener de declarar y que esa postura no implica aceptación de alguno de los cargos.

A Ricalde Pat se le atribuye homicidio cometido por culpa, lesiones y lesiones calificadas. En todos los casos se le puede fijar fianza.

“Me abstengo, no deseo declarar”, expresó cuando el juez Vázquez Juan le formuló una pregunta.

Aún permanecen hospitalizados Guillermo Avilés Mérida, quien sufrió trauma medular y diversos golpes; María Fernanda Gil Góngora, con diversas heridas, y María Paula Alvarado Carrillo, prima de la occisa.

Esta última sufrió traumatismo craneoencefálico severo, edema cerebral y fractura de rótula derecha.

Todos coinciden en que una llanta del automóvil se estalló, que el guiador Ricalde Pat perdió el control por el exceso de velocidad y luego hubo una serie de volteretas.

En otro asunto, José Dolores Camargo Santos, de 54 años, fue detenido porque presuntamente intentó ultrajar a María Dolores Cruz Ancona, de 75. Los hechos fueron la noche del domingo, en la Amapolita, al noroeste de la ciudad.

En declaración que rindió en el Juzgado 3o. Penal, el detenido dijo que no recuerda lo ocurrido, ya que estaba ebrio. Admitió que entró al patio de la casa de la anciana, en horas de la noche, pero que lo hizo como en ocasiones anteriores, “para recoger leña”.La denunciante señaló que vive sola, estaba acostada en su hamaca cuando llegó su vecino Camargo Santos y la atacó. Ambos cayeron al piso, la anciana gritó y otro vecino acudió en su ayuda.Camargo Santos tenía un pedazo de block de concreto en las manos con el que golpearía a la anciana, pero fue aprehendido.Sin derecho a una fianza, el inculpado insistió en que no recuerda “lo que pasó”, aunque admitió haber entrado al predio de la quejosa.- Rudesindo Ferráez G.




Volver arriba