Admite un asiático que entró armado a una casa

Varias diligencias en los juzgados por diversos casos

Durante varias horas y con el apoyo de un traductor, el oriental Zheny Zhihua declaró ante funcionarios del Juzgado 6o. Penal. La diligencia fue en el hospital donde lo atienden de heridas que se habría causado.

Al término de las labores en ese juzgado los funcionarios no habían retornado del hospital. Se habían empleado varias horas en recibir la declaración del extranjero.

El oriental fue detenido, como informamos, por entrar a una casa sin autorización. Tenía la intención de hablar con una adolescente, pero los padres de la menor lo impidieron.

Molesto, Zhey Zhihua se hirió con un cuchillo y se dio de golpes contra el piso cuando era atendido por paramédicos. Se le acusa de portar el arma y allanar la casa de Pedro Leo González Bonilla.

Se averiguó que el oriental, cuya nacionalidad se desconoce, admitió parcialmente los cargos en su contra.

En otro caso, previa orden de aprehensión que giró el Juzgado 7o. Penal, Pedro Francisco May Caamal fue detenido por la violación que le atribuye una media hermana suya, quien es menor de edad. Los hechos ocurrieron en Progreso.

May Caamal expresó que no atacó a la menor y desconoce los motivos por los cuales lo acusan. Pidió que le acepten pruebas antes de que se defina su situación legal.

En otro asunto sexual, en el Juzgado 3o. declaró en fase preparatoria Arturo de Jesús Ramírez Noh, acusado de exhibirse semidesnudo, según una adolescente.

Por otra parte, dos causantes de mortales accidentes afirman que no pudieron evitar los percances a pesar de los intentos que hicieron.

“Lo vi, le pité, pero no se dio cuenta que estaba cerca, creo que estaba mirando un cubo”, expresó Hebert Eduardo Huchim Várguez, consignado al Juzgado 5o. Penal por la muerte del barquillero Félix León Martín.

Otro acusado de homicidio por culpa es Miguel Jesús Canché Tax, quien colisionó a un mototaxi en Kanasín, en 2012. Por el percance falleció Charlie Montalvo Cen.

En este caso la reparación del daño estaba saldada, por lo que se fijó una fianza mucho menor que en el anterior asunto.- Rudesindo Ferráez




Volver arriba