Acusan que los torturan

Trampa legal para detener por un cuantioso robo

La comparecencia en el Juzgado Séptimo Penal de Juan Ramón Calleras Montes, quien denunció que fue torturado por la policía

Dos acusados de cuantioso robo al empresario Rigel Miguel González Rodríguez alegan torturas psicológicas y físicas para “firmar papeles” en los que aceptan los presuntos hechos.

Insistieron en su inocencia y reiteraron que fueron detenidos por medio de una “trampa legal” al acusarlos de venta de drogas, delito por el que permanecieron en prisión hasta que se libró la orden de detención por el robo al empresario.

En el Juzgado Séptimo Penal, Juan Ramón Calleras Montes y Aníbal Ochoa Solórzano, los acusados, coincidieron en que fueron torturados.

Según la Fiscalía General, los detenidos y otros dos prófugos planearon el robo en las oficinas y bodegas del empresario del ramo de banquetes, ubicadas en la calle 62 entre 107 y 109, de la colonia Delio Moreno Cantón.

El lugar tiene cámaras de vigilancia y aunque captó el momento en que entraron los ladrones, éstos tenían tapados sus rostros. Las filmaciones no se incluyeron en el expediente.

Se recuperó parte del botín, como son $270,000 en efectivo, euros, brillante y alhajas.

“No, nunca los había visto”, expresó Calleras Montes en su turno en el juzgado cuando le mostraron parte de lo recuperado.

“Me dijeron que mis familiares iban a perecer si no firmaba, me golpeaban, me dijeron que me iban a hacer que cag… sangre”, añadió el detenido, oriundo del estado de Chihuahua.- Rudesindo Ferráez García

En síntesis

De madrugada.

El robo en las oficinas del empresario Rigel González Rodríguez, ubicadas en la colonia Delio Moreno Cantón, ocurrió hace poco más de un mes, en horas de la madrugada.

Culpabilidad.

Se espera la formal prisión contra los acusados en aplicación de la “presunción de culpabilidad” vigente en este sistema judicial, a punto de ser reemplazado por los juicios orales que favorecen la “presunción de inocencia”.




Volver arriba