Acepta: “Me metieron gol”

Reacciones de un notario por un caso de fraude

“Me metieron gol, me sorprendieron de cabo a rabo”, explica el notario René Alberto Martínez López, relacionado con el uso de documentos oficiales falsos para tramitar un poder en el caso de la denuncia de despojo de un predio en San Antonio Cinta, atribuido al abogado Efraín Ramírez Herrera, asesinado el 20 de junio.

La mujer que se hizo pasar como la legítima propietaria de ese predio, dice, “llegó a mi notaría y me pidió un poder general amplio, para actos de dominio, a favor de otra persona y exhibió una credencial de elector, que no estaba visiblemente alterada. Yo cumplí la ley del notariado y di por bueno ese documento”, dice Martínez.

Como hemos informado, la propietaria de ese predio de San Antonio Cinta denunció al notario por haber atendido a una persona que se hizo pasar como la legítima dueña del terreno -y de la que hasta ahora se desconoce su verdadera identidad- quien le solicitó un poder a favor de Reyna Guadalupe Ojeda Lara, con documentos falsos, el 28 de enero de 2010.

El 5 de febrero esta mujer vendió el predio, de 855 metros cuadrados, a Ramírez Heredia, ante la fe pública del notario Orlando Paredes Lara y pocos días después el propio Ramírez vendió el predio a su sobrino Vicente Armín Peraza Ramírez -involucrado en otras operaciones, al parecer ilegales del abogado asesinado- ante el notario Fernando Villanueva.

La propietaria descubrió el intento de despojo casualmente, e interpuso una denuncia penal en 2010, que originó un juicio civil de casi dos años que se resolvió a su favor. El juzgado anuló el poder a favor de Ojeda Lara y restituyó la propiedad a la dueña original, que es hermana de un ex magistrado federal.

De acuerdo con Martínez López, la persona que se identificó como dueña del terreno mostró una credencial electoral con una foto “igualita a ella. La credencial no estaba visiblemente alterada ni tenía enmendaduras. Se trataba de una credencial emitida hace varios años por el IFE, sin los candados que ahora tienen, pero aún vigente”, dice el notario.

En una prueba pericial realizada por el juzgado que llevó el caso, y en una compulsa con la credencial original se determinó, señala Martínez López, que en ambos documentos había coincidencias en lo relativo al contenido general previsto por el IFE. “Lo único diferente era la foto y, por supuesto, la firma, pero el dictamen del juez no dice que la credencial que yo vi fuera falsa y con enmendaduras”. Martínez asegura que él personalmente atendió a la mujer que se hizo pasar como la propietaria del terreno, quien llegó sola y “me dijo: me urge tramitar ese poder”. (Continuará).- Hernán Casares Cámara

Denuncia | Versiones

El notario René Alberto Martínez López da su versión sobre sonado caso.

Elementos

“No tenía ningún elemento para pensar que la credencial que me mostró la mujer que suplantó la personalidad de la legítima propietaria del terreno era falsa.

De cabo a rabo

“Yo personalmente vi esa credencial y cumplí cabalmente lo que decía la Ley del Notariado, pero ella me sorprendió de cabo a rabo…”.




Volver arriba