A punto de linchar a agentes de la policía

Se exacerban los ánimos por un baile suspendido

Policías de Motul se expusieron a ser   linchado por suspender un baile. Arriba, en un operativo en cantinas de la cabecera municipal

MOTUL.- De nueva cuenta, la Policía Municipal se enfrentó a habitantes de la comisaría de Kiní al suspender un baile precarnavalesco la madrugada de ayer.

Algunos bailadores pretendieron linchar a los policías y al organizador del evento.

Ayer como a las 2:45 de la mañana, a Kiní llegaron vehículos y elementos de Protección de la Policía Municipal, y los agentes pidieron al organizador del baile, Gabriel Aké Chuc, que a las 3 de la madrugada suspendiera la venta de cervezas, como establece el permiso otorgado.

Sin embargo, Aké Chuc hizo caso omiso y continúo la venta. A las 3:30 de la madrugada los agentes regresaron para obligarle a que suspendiera la venta de las bebidas embriagantes y le advirtieron que, de lo contrario, decomisarían el producto.

Molestia

El grupo de unos 15 policías entró a la pista de baile para hablar con el organizador de la fiesta, quien al intentar cumplir con la orden, le pidió al grupo La Radio que dejara de tocar, lo que enojó a las más de 300 parejas.

Enojados, los bailadores rodearon a los agentes y no les permitían retirarse. Incluso, les advirtieron que si no permitían que siguiera tocando el conjunto, no los dejarían irse y serían linchados.

El comandante en turno logró controlar la situación, al aclarar que sólo suspendieron la venta de cerveza, exhibiendo el permiso respectivo y que el conjunto musical podría continuar con su espectáculo, lo que calmó a la concurrencia.

Como la orden fue dada por el empresario de los bailes, los de La Radio comenzaron a desarmar su equipo, pero decían a la gente que ellos querían tocar hasta las 4:30 de la madrugada como dice el contrato. Esto encendió los ánimos y la gente buscó a Aké Chuc, pero éste ya se había ido del lugar.- Mauricio Can




Volver arriba