Policía en corto

Eduardo Mendoza Mézquita, secretario estatal de Salud, informó el fallecimiento de un hombre de 49 años en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida, al parecer por influenza. Para garantizar la salud de los internos y del personal que ahí labora, se implementó de inmediato un filtro sanitario preventivo, en espera de la confirmación de los estudios de laboratorio, según la normativa oficial vigente.

Completamente ebrio, Diego Noh Montejo, de 45 años, protagonizó un accidente en la calle 81 con 90 de la colonia Obrera, a la entrada del Cementerio General de Mérida. El suceso incluyó fuga, persecución, detención y amenaza al guiador afectado que lo capturó. El accidente fue a las 9 a.m. en la calle 81-A con 90. El March placas YZX-72-30 de Noh Montejo transitaba de Sur a Norte sobre la calle 90. Al salir del Cementerio General no respetó el alto de disco y se estrelló con el Shadow placas ZAM-82-61, manejado por Romel Paredes García.Noh Montejo ofreció al guiador afectado comprarle en $20,000 en efectivo su vehículo para solucionar el problema, mas intentó huir primero en un camión de transporte público, pero “lo tuve que bajar del camión”, indicó Paredes García.

Luego se comenzó a alejar poco a poco del lugar y de la policía, hasta que corrió y se subió al Civic gris de un amigo que llegó a su rescate. “Ahí se pela, ahí se pela”, gritaron algunas personas. “Corrí con todas mis fuerzas, mientras un compañero se subió al capirote, yo me subí en el interior”, aseguró. El vehículo avanzó tres cuadras hasta que Paredes García, aprovechando su corpulencia, sometió al guiador y apagó el motor. La detención se concretó en la calle 81-A entre 84 y 86 de la colonia Obrera. En ese momento llegó la patrulla 2121, cuyos agentes detuvieron a ambos. El guiador del Civic y el prófugo fueron trasladados al edificio de la SSP y luego el responsable del accidente fue remitido a la cárcel. Sería acusado por daños en propiedad, intento de evasión de la justicia, por manejar en estado de ebriedad y no respetar los señalamientos de tránsito. Tras su captura amenazó al guiador afectado. “Luego te voy a romper la mad… No saben con quién se metieron, tengo mucho dinero, es más, en mi bolsa tengo $25,0000″, indicó.-

“Iba a dar la vuelta cuando de pronto vi que una moto quería rebasarme por la derecha y no pude frenar”, dijo Lorenzo Cuxim Campos, acusado de mortal accidente en la Dolores Otero. Su defensa pidió una fianza, que se espera sea de $1.200,000 y depositaría en breve por la muerte de la señora Leydi Margarita Contreras Sosa. La versión que inculpa al camionero es del guiador de la moto, Alfonso Nah Rodríguez: “Hice mi alto junto con otras dos motos, se nos emparejó un camión; prendió la luz verde y al seguir el camión giró y nos chocó”; con base en esta declaración y un peritaje se determinó que Cuxim Campos tuvo la culpa. El camionero, de la ruta Metropolitano, insistió en que no fue culpable del mortal choque.-




Volver arriba