Policía en corto

Policía en corto

Luis Felipe  Bojórquez Mena, durante su declaración, ayer, en los juzgados

Los novios César Cobá Tec y Wendy Estrella Naal discutían si continuaban o no su relación, la noche del sábado, transitando a alta velocidad, en un automóvil, de Dzidzantún a Motul. “Se molestó, manejaba a más de 150 (kilómetros por hora), luego llegó creo que a 170, hasta que chocamos”, declaró Wendy Estrella en el Ministerio Público. El choque fue contra un traíler y a pesar del impacto, la pareja no resultó con heridas graves. Las lesiones de la joven sanan en menos de 15 días, las del guiador más tiempo, pero ninguna pone en peligro su vida. “Manejaba alocado, rebasaba a todos, entraba y salía del carril, descontrolado, hasta que chocamos”, dijo. El auto es propiedad de María Esther Naal Herrera, quien dijo que desconoce cómo el novio de su hija tomó las llaves y fue en busca de su novia, de Motul a Dzidzantún. En el retorno a Motul fue el choque. Cobá Tec afirma que su novia le habló porque no tenía manera de regresar a Motul, por lo que le prestaron el automóvil por la señora Esther Naal. “Discutíamos, iba a 120 por hora, pero le bajé a 75 y fue cuando chocamos”, fue parte de la versión del detenido, quien fue entrevistado en el hospital O’Horán por agentes del Ministerio Público. Funcionarios del Juzgado 5o. Penal acudieron a ese hospital donde el lesionado reiteraría su versión. Tiene derecho a una fianza, pero esta garantía no incluye los daños del trailer, ya que el dueño del camión no exhibió facturas del automotor.- R.F.G.

Bajos los efectos de las drogas, Luis Felipe Bojórquez Mena presuntamente asaltó a un menor a quien quitó un celular. “Si, pastillas y cemento plástico”, dijo el acusado cuando se le preguntó si era adicto a alguna droga. “Aquí aparece que también consumiste mariguana”, le informaron. “Creo que también, no me acuerdo”, respondió y calló. “No, no voy a declarar, no voy a decir nada más”, dijo cuando se le hizo una pregunta en relación con el robo violento, delito que impide la fianza. El papá del menor denunció los hechos. Por otro lado, fueron consignados César Jiménez Ruiz y Enrique Canché Koyoc, acusados de manejar alcoholizados y propiciar accidentes en distintos puntos de la ciudad. Los detenidos admitieron haber ingerido cerveza antes de manejar. Enseguida pidieron les fijen una fianza, la que incluye los daños que reclaman Aurelia Piña y Juan Carlos Canto.- R.F.G.

Dos menores asaltaron una tienda de conveniencia, con el dinero obtenido compraron cerveza, pero fueron detenidos, al igual que el vendedor de bebidas alcohólicas. El “vendedor clandestino” fue acusado de corromper a los ladrones. Los hechos fueron en la madrugada del sábado en Caucel, cuando los menores, con los rostros cubiertos con pañuelos, entraron a una tienda Oxxo, amagaron con un cuchillo a una empleada y con una piedra a otro dependiente. Obtuvieron dinero y salieron corriendo. La SSP, en un “rondín”, los detuvo cuando que salían de una casa donde compararon cerveza en un expendio clandestino.

El vendedor, Luciano Alberto Euán Koh, fue detenido y acusado de “corromper” a los ladrones.Los adolescentes fueron consignados a las autoridades especialistas en menores, en tanto ue Euán Koh al reclusorio meridano a disposición del Juzgado 5o. Penal.”Le vendí, no le vi la cara, no sabía que era menor”, manifestó el acusado, quien no tiene derecho a una fianza porque supuestamente “induce” a los menores a malos hábitos.Admitió que por necesidades económicas vende cerveza sin permiso desde hace unas semanas. Los muchachos le pidieron dos caguamas y se las vendió en el momento en que la policía pasaba por ese lugar.”No le vi la cara al que me compró, no sabía que era menor”, dijo.- R.F.G.

 

 Con escenas peliculescas, Javier Ernesto Crespo Cano fue detenido por el supuesto robo de una lancha en Dzilam Bravo y su poster aprehensión en Progreso.”Esa lancha es mía, me la decomisaron sin decirme el motivo, la vio mi hermano y me la trajo”, manifestó César Gabriel Crespon, hermano del inculpado, quien ayer acudió al Juzgado 5o. Penal donde su cercano pariente declaró en fase preparatoria.La aprehensión fue el sábado, previa denuncia que promovió Oscar Estrada Serrano, quien dijo que dejó la lancha en el muelle de Dzilam y se percató que una persona desconocida la llevaba rumbo a Progreso.La naval y otras autoridades se unieron a la detención. Ernesto Crespo fue detenido y ayer expresó que el robo de la lancha de su hermano fue el 1 de noviembre y se denuncieron los hechos. Luego, se enteró que al día siguiente la lancha fue decomisada por la Sagarpa sin saber los motivos.La nave fue entregada a Carlos López Nadal, presidente del Comité Naútico en Dzilam.Sin embargo, la nave fue vista en ese puerto, no bajo “resguardo, sino trabajando”, al parecer por el quejoso Estrada Serrano, quien le puso un motor.”Fui a trabajar a Dzilam, en ese lugar vi la lancha y como es de mi hermano, se la estaba llevando y me detuvieron”, indicó el acusado.- R.F.G.




Volver arriba