Policía en corto

Una familiar de Nelly Salazar ayuda a recaudar fondos para pagar los servicios funerarios

Una tienda de ropa en el corazón de Mérida fue blanco de los ladrones. El robo fue descubierto la mañana de ayer cuando empleados de la tienda ingresaron al negocio y hallaron las cosas tiradas. Los delincuentes se llevaron $25,000 en efectivo de una caja registradora, además de 15 pares de zapatos y 20 pantalones de mezclilla. En total se calcula que lo robado asciende a $40,000. Los ladrones entraron por el techo del negocio, donde rompieron un tragaluz. De acuerdo con los datos, el robo ocurrió en la tienda “Zona Zero”, en la calle 62 entre 63 y 65, a pocos metros del Palacio Municipal, fue descubierto alrededor de las 8 de la mañana de ayer, cuando llegaron empleados, abrieron los candados, pero al ingresar descubrieron las cosas tiradas.Llamaron a la policía, en primera instancia llegó la Policía Municipal de Mérida, quienes tomaron conocimiento y luego dieron parte a la Fiscalía.Se sospecha de empleados que laboran en los trabajos de remo zamiento de un predio contiguo.Los alarifes, fueron entrevista dos por separado.Edwin Alberto Góngora Medina, dueño de la tienda, informó a la Policía que fueron 25,000 pesos en efectivo los que se llevaron los ladrones.

El dinero estaba en una caja debajo del mostrador. Los ladrones, forzaron los candados de la caja y se llevaron todo el dinero, producto de la venta del día anterior.Se indicó que se revisaría la cámara de vigilancia ubicada en la esquina de la calle 62 con 63, ésta se encuentra ubicada a me nos de 20 metros del lugar del hurto.Peritos de la Fiscalía, hallaron algunas huellas las que se cotejarían con la base de datos de personas con antecedentes penales.Según, los primeros informes los ladrones serían personas delgadas y jóvenes, debido a que tuvieron la agilidad, primero para ingresar por el tragaluz y luego para ingresar al negocio.El robo habría sido durante la madrugada de ayer.El dueño del lugar pidió mayor seguridad, indicó que ellos se parten el lomo trabajando para que luego ven unos ladrones y se lleven el esfuerzo de su trabajo.- David Chan Caamal

El cuerpo de la yucateca Nelly Salazar Kantún, quien fue violentamente ultimada por su novio, Pedro Enrique Duquense, el pasado 12 de febrero, no será trasladado a su natal Cenotillo ya que la familia decidió que será inhumada en la ciudad de San Bernardino, California, a donde ella llegó cuando tenía 11 años, informó Alejandro Cano, periodista yucateco que labora en California. Como informamos Nelly Kantún Chi, yucateca de 39 años y originaria de Cenotillo, fue asesinada a balazos el 12 de febrero por su novio, Pedro Duquense, un cubano de 55 años, en San Bernardino, California, frente a la pizzería Domino’s donde la mujer laboró por más de 20 años. El pasado fin de semana, familiares y amigos de Nelly Salazar lavaron decenas de vehículos en San Bernardino para recaudar dinero para el funeral de la yucateca, ya que los servicios mortuorios en Estados Unidos son costosos.

La comunidad latina a la que pertenecía la difunta ha manifestado su indignación por el asesinato. La familia de la víctima abrió una cuenta en Pacific Premier: “Nelly Kantun Memorial Fund” #117191079, donde la comunidad puede ayudar para costear los gastos del funeral. Salazar nació en Cenotillo, Yucatán, en el hogar del matrimonio de Edmundo Salazar y Bertha Kantun Chi; emigró a los Estados Unidos en 1985 cuando tenía 11 años de edad. A Nelly le sobreviven sus tres hijos Xavier, Nelly y Gema Díaz; y sus seis hermanos Felipe Kantún, Daniela, Susy, Carmen, Ana y Jazmín Salazar Kantún. La velación de Salazar se llevará a cabo el próximo 27 de febrero en la funeraria Preciado de la ciudad de San Bernardino de 4:00 p.m. a 9:00 p.m. Una misa de cuerpo presente se llevará a cabo al día siguiente en punto de las 10:00 a.m. en la misma funeraria para dar paso al entierro a efectuarse en Montecito Memorial Park de la ciudad de Colton.- A.M.P.

El estudiante Emanuel Iván Rosado Leal fue detenido porque presuntamente portaba una pistola que, según la misma Fiscalía General, no es considerada arma de fuego. “Es para mis prácticas de tiro, creo que alguien se asustó por la pistola que no es verdadera”, alegó el acusado, en declaración que rindió en el Juzgado 2o. Penal. La acusación la formulan cinco agentes ministeriales que aseguran que recibieron un “aviso anónimo” de que un empistolado estaba en un restaurante del Circuito Colonias entre las calles 64-E y 64-F de la Castilla Cámara. Los agentes afirmaron que recibieron autorización para entrar al local, “ubicaron” al “empistolado” y luego de una discusión y forcejeo lo detuvieron. También se aprehendió a Lucely Quintal Cardeña, quien la noche del viernes departía con Rosado Leal. Los agentes aseguran que el detenido llevaba, en un automóvil, “una playera de la Fiscalía General” y que se había ostentado como agente de esa dependencia. “También un pasamontañas y guantes”, relataron los agentes.

Sin embargo, sólo se consignó el caso por “portación de armas prohibidas”, pero en el mismo expediente hay un dictamen pericial en el que se indica que el “arma” no está catalogada como tal ni es de uso exclusivo del Ejército. “La playera no es mía, el pasamontañas y los guantes sí, es cuando ando en motocicleta”, respondió el detenido, quien tiene derecho a fianza. El acusado afirmó que cursa una carrera en la Uady.- R.F.G.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró de manera precautoria siete ejemplares de distintas especies de reptiles provenientes de la ciudad de México, luego de que el inspeccionado no acreditara la legal procedencia de los mismos. Personal de la Profepa, en coordinación con las autoridades del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Mérida, resguardó ejemplares de las siguientes especies: una tortuga sulcata (Geochelene sulcata), tres Gecko Leopardo (Eublepharis macularios), dos pitones bola (Python regios) y una boa arcoíris (Epicrates cenchria).

Al momento de la revisión de la documentación se identificó que ésta no acreditaba la legal procedencia de dichas especies, debido a que los datos no coincidían con la cantidad de ejemplares y el tipo de especie que se transportaba en la caja. Por lo anterior, al presentarse el responsable a quien iba dirigido el embarque, éste solo presentó la documentación para recibir las perreras, rechazó la responsabilidad de la recepción de los ejemplares exóticos. Los inspectores federales de la Profepa aseguraron dichos organismos, los cuales fueron trasladados a la Unidad de Fomento a la Conservación y aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre (UMA) “Parque Zoológico El Centenario” para su resguardo y protección.

La Tortuga Sulcata está listada en el apéndice II de Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites), en el cual figuran especies que no necesariamente están amenazadas o en peligro de extinción, pero que podrían llegar a estarlo a menos que se controle estrictamente su comercio. Con base en la Ley General de Vida Silvestre, haciendo referencia al artículo 122, son infracciones poseer ejemplares de vida silvestre fuera de su hábitat natural sin contar con los medios para demostrar su legal procedencia o en contravención a las disposiciones para su manejo establecidas por la Secretaría, estableciendo una multa de 50 a 50,000 veces el salario mínimo vigente.

“Ay, ay, mi pierna, me duele mucho, me duele”, gritaba Carlos Adrián Pavón Argüello, conductor de la motocicleta placas 7-HPA-6 que se estrelló con el Jeep placas ZAR-34-55, en la avenida Pérez Ponce, entre 52 y 50 del fraccionamiento La Huerta, en Mérida. El accidente ocurrió a la 1:20 de la tarde. Según los datos aportados en el lugar, la camioneta transitaba de Poniente a Oriente sobre la avenida Pérez Ponce. Al llegar a las calles 52 y 50, la guiadora frenó para no chocar con un vehículo que iba adelante, pero el guiador de la motocicleta placas 7-HPA-6 no alcanzó a frenar y se estrelló con la camioneta. Por el impacto, el motociclista sufrió fractura expuesta de la pierna derecha. Al lugar arribaron oficiales de la SSP y paramédicos de la Cruz Roja, a bordo de la ambulancia Yuc 019. Los socorristas auxiliaron a pavón Arguello, de 21 años de edad, y lo trasladaron al hospital Ignacio García Téllez, del IMSS. Los guiadores indicaron que llegarían a un arreglo, pero el perito les dijo que no se podía debido a que había un herido de por medio. La motocicleta tenía seguro, pero el guiador no tenía licencia de conducir. Su patrón indicó que justamente se trasladaba al USE de Plaza Fiesta para tramitar su licencia de conducir.- David Chan Caamal

 Acusado de intento de violación, David Felipe Canul Euán negó los cargos en el Juzgado 2o. Penal: “Teníamos una relación cercana, nada más” El detenido expresó que no son ciertos los intentos de violación que le atribuye la Fiscalía General a partir de la denuncia de Ariana Estefanía Pech Pech. Los hechos fueron el viernes en una casa de Ciudad Caucel, donde el detenido supuestamente estuvo a punto de ultrajar a la denunciante. Canul Euán manifestó que tiene cierto acercamiento con la quejosa, pero no intentó “propasarse”, como se asegura la denuncia. Se ofrecieron varios testimonios, uno de ellos, de un empleado del inculpado, quien manifestó que sabe, porque le consta, que la denunciante “se uasapeaba” con el acusado de manera constante. “También se iban a comer a restaurantes, yo trabajo en casa de ese señor y me daba cuenta de eso”, indicó Reyes Vidal Canché Sonda, en testigo. El sábado se decidirá la situación jurídica del detenido, quien, por lo pronto, no tiene derecho a fianza.- R.F.G.

 Un cortocircuito en el sistema eléctrico provocó un incendio en el interior de una de las bodegas de la fábrica de productos de plásticos “Plastineyjos”, en el kilómetro 46 del Anillo Periférico, a unos metros del edificio de la SSP y de la Fiscalía. El siniestro ocasionó amplía movilización de bomberos y am bulancias de la SSP, pero no se reportaron lesionados, pues a tiempo se desalojó a las personas que se encontraban en el edificio. De acuerdo con los datos apor tados en el lugar, el fuego se inició a las 6 de la mañana, el vigilante sintió un fuerte olor a quemado y al verificar se dio cuenta de que el interior de unas de las bodegas se estaba quemando. Con la ayuda de un extintor comenzó a sofocar el fuego, pero le fue imposible controlarlo. Entonces llamó al servicio de emergencia; en minutos llegaron patrullas, bomberos y ambulancias de la SSP. Alrededor de las 7:30 de la mañana, el fuego fue extinguido. Varias pacas de plástico se quemaron, pero gracias a los bomberos se evitó que el fuego se propagara a otras partes del inmueble. Elementos de seguridad, indicaron que a unos metros se encuentra la nave principal, donde están las máquinas y todos los químicos que se utilizan para la elaboración de los productos de plástico y nailon. “Todo es altamente flamable”, indicó. Fueron siete unidades de bomberos los que participaron en las labores de sofocamiento.- David Chan Caamal




Volver arriba