Policía en corto

Así quedó el Tiida placas YZG-4310, manejado por Mario Sánchez, de la Fiscalía

 

Un hombre fue hallado muerto en la vía pública ayer alrededor de las 10 de la mañana en la calle 45 con 38-A, del fraccionamiento Residencial del Norte Chenkú. Según vecinos, la muerte ocurrió en el interior del predio 429, propiedad de Rubén Darío Carrillo Puerto, familiar lejano del ex gobernador de Yucatán, Felipe Carrillo Puerto. Tras el fallecimiento, junto con otras personas arrastraron el cadáver hasta la esquina donde lo abandonaron. “Yo vi cómo lo arrastraron y por eso llamé a la policía”, indicó una de las vecinas. Al lugar arribaron patrullas de la SSP y del Grupo Roca de la Fiscalía, quienes se entrevistaron con los vecinos; les indicaron lo ocurrido y aseguraron que ahí venden clandestino. El último hecho similar, como informó el Diario, ocurrió el 25 de diciembre de 2012. El cadáver lo dejaron en el interior de un auto abandonado.-

Ayer fue un mal día para la Fiscalía y la SSP: dos de sus unidades protagonizaron sendos accidentes de tránsito con saldo de dos heridos leves y cuantiosos daños materiales. El primer accidente ocurrió a las 9 de la mañana en la avenida Cupules con 22 de la colonia Yucatán. El Tiida placas YZG-4310, manejada por Mario Sánchez Pech, transitaba de Oriente a Poniente sobre la avenida Cupules. Al llegar al cruce con la calle 22 pasó con luz roja en el semáforo, aunque alegó que tenía luz verde. En ese momento transitaba de Sur a Norte, sobre la calle 22, el camión de la ruta 66 Ibérica, placas 800408-Y, manejado por Juan Ramón Durán Coj. El Tiida se estrelló con el camión. Dos de los pasajeros resultaron con golpes leves. Peritos de la SSP dijeron que el guiador del vehículo oficial tuvo la culpa. A las 11 de la mañana, en la calle 54 con 55 del Centro, chocó una patrulla de la SSP con la camioneta Colorado placas CN-80573. No hubo heridos, sólo daños materiales.-

La Fiscalía General consignó a dos acusados de organizar una fiesta en la que había drogas, alcohol y menores de edad, en la Leandro Valle, en el Noreste de la ciudad. Hernán David Gil Sánchez y José Dolores Cetina Dzul fueron trasladados al Cereso y hoy declararán en fase preparatoria en el Juzgado 8o. Penal por varios delitos, sin derecho a fianza. En total se detuvo a 44 personas, entre adultos y jóvenes, pero sólo se consignó a dos. Los otros 19 adultos pagaron fianza y recuperaron su libertad. Los 23 menores fueron entregados a sus padres. Uno de los consignados a los juzgados penales también enfrentaría cargos federales por tener una pistola que no es de grueso calibre: se informó a la PGR del arma de fuego. Se trata, según esa dependencia, de una fiesta en la que se cometían delitos contra menores, ya que permitían que tuvieran acceso libre a bebidas alcohólicas. Por lo tanto, se denunció corrupción de menores, delito grave. No se sabe de otros organizadores de la fiesta.-

 

 La SSP reportó la detención de Freddy Santamaría Guzmán, José Gilberto Gómez Aké, José Reyes Almeida, Ángel Martín González Vázquez y Carlos Martín Puerto Castillo, quienes no acreditaron la procedencia del combustible que transportaban. Además, según la corporación, intentaron sobornar a los oficiales con $4,500 para evitar su detención. Los sujetos fueron descubiertos realizando maniobras con una manguera en dos camiones de transporte público federal, un torton Dina con matrícula 579DW8 y un tráiler con placas de circulación 489 DW9, con caja cerrada y matrícula 694 TZ6, en la calle 33 por 4-A y 6 de la colonia Roble Agrícola. A decir de los detenidos, el diésel fue adquirido a cinco pesos el litro en el municipio de Lázaro Cárdenas Tabasco y contactaron a dos empleados de la empresa Weatherford para efectuar la compra. El tortón Dina tenía nueve contenedores de diésel de mil litros cada uno y otro más con 200 litros. Mientras el tráiler tenía cinco contenedores vacíos. Otro de los cómplices de nombre Carlos Martín Puerto Castillo llegó al lugar en un vehículo Derby con placa YZF 9894 y ofreció otros mil 500 pesos. Los detenidos fueron trasladados a la cárcel y remitidos a la Fiscalía General del Estado (FGE).-




Volver arriba