Policía en corto

La señora Irma del Socorro Ek Aldana reza en el lugar donde fue agredido su esposo

El sábado 21 de diciembre Juventino Canul Caamal ingresó al hospital O’Horán luego de que fue golpeado y apedreado en la colonia Ampliación Plan de Ayala Sur; el sábado 28 falleció. Según María del Socorro Toledo Ek, hija adoptiva de Canul Caamal, el día de los hechos su padre salió de su domicilio, en la calle 50-C entre 167 y 169 de dicha colonia, para comprar hielo a media cuadra. Al salir de la tienda un grupo de muchachos lo empezó a agredir: le tiraron piedras y rompieron la lámpara del alumbrado público para que no los reconocieran. “Cuando lo vi en el suelo corrí para traerlo a la casa; entonces me siguieron y empezaron a apedrear la casa, entraron con unas trancas y le dieron a mi hijo y a mi tío; entre los que reconocí estaban José Alejandro Poot Estrella, los hermanos Ángel y Edwin Ernesto Rodríguez Chim y Rudy Castillo Chim”, agregó. Irma del Socorro Ek Aldana, esposa del fallecido, dijo que los agresores están en libertad y que pasan burlándose, “dicen que su mamá se entiende con un comandante y que por eso no les van a hacer nada”.-

Víctimas de abigeo suplican a las autoridades que intervengan para dar con los delincuentes que saquearon sus ranchos. “Hacemos un llamado urgente al gobernador (Rolando Zapata Bello) para que investiguen y encarcelen a los que están acabando con nuestro patrimonio”, manifiesta Manuel Cardeña Barrera. Expresó ayer su enojo luego del reciente robo de 10 cabezas de res. Según relata, el pasado 25 acudió a su rancho en Sucopó, cuando él y su hijo se percataron que la reja no tenía el candado y hacían falta varias piezas de ganado. Supone que el robo pudo ocurrir el 25 por la noche o la madrugada del lunes, pues todas las tardes van al rancho a meter a los animales al corral y cree que los espiaron.En el lugar, los delincuentes dejaron las huellas del camión que cargó los 10 animales, con un peso de 200 a 300 kilos por res.Manuel Cardeña afirma que lo robado tiene un monto de entre 65,000 y 70,000 pesos.La denuncia la interpuso el 26 y sólo por su insistencia uno de los agentes mandó a dos jóvenes a su rancho para tomar las evidencias y las huellas que dejaron los delincuentes.”Desde ese día he estado yendo a preguntar qué avances ha habido, pero siempre que vamos no está el agente. A mi hijo lo visitó hace unos días sólo para decirle que no nos desesperemos que están haciendo su trabajo”.Incluso dice que también acudió a la Policía Municipal y a la estatal, con la finalidad de que a través de un retén puedan revisar la entrada y salida de animales, ayudándolo así a dar con los que saquearon su rancho.También acudió en la Asociación Ganadera Local, donde le ofrecieron un licenciado para ver su caso y apresurar a los agentes de la Fiscalía.”Esto es una muestra de que la ola de robos continúa, el día que yo interpuse mi denuncia me encontré a don Fausto Mex por la misma situación… a él le robaron siete piezas de ganado y sé de otros casos, como el de Don Omar Uicab, a quien le robaron dos sementales.”Urge que el gobierno haga algo, le suplicamos que intervenga y mande a gente que investigue estos casos, están acabando con nuestro patrimonio” dice. Fausto Mex Mex es otra víctima de robo. Su rancho se ubica sobre la carretera, rumbo a la comisaría de Chenkeken.El hijo menor, Roger Mex Medina, indica que varios vecinos se percataron de que el pasado domingo 22, cerca de las 3 de la tarde, un camión pasó repleto de animales, pero no le dieron importancia, hasta que el 23 una persona que les ayuda en el rancho les fue avisar que hacían falta varios animales.Según dice, sólo esperan que las autoridades den con la banda, porque cerca de su rancho han ocurrido otros robos, de herramientas, motores e incluso de carneros.-

José Gilberto Esquivel Martínez, de Progreso, negó que hubiera robado a una canadiense y que cuando fue descubierto la hubiera golpeado. Fue perseguido, incluso en el mar, donde agentes de la SSP lo aprehendieron. En declaración que rindió en el Juzgado 1o. Penal negó los cargos con el argumento de que caminaba por la playa cuando “sin motivo” fue aprehendido. La canadiense Milanie Ann Whitner denunció que cerca de Chicxulub le robaron una maleta con varios aparatos electrónicos como cámara, celular, etcétera. Los objetos fueron recuperados ya que, según la versión de la policía, cuando Esquivel Martínez se vio descubierto tiró la maleta con los objetos y corrió hacia el mar. El inculpado niega los hechos e insistió en que departía con varios amigos, se retiró rumbo a su casa y fue detenido.-




Volver arriba