Policía en corto

Renán Israel Martínez Aveja, acusado de robar en el llamado "búnker" cerverista

El ex “búnker cerverista” fue blanco de los cacos, según un informe de la SSP, donde los amigos de lo ajeno se habrían llevado diversos objetos, incluyendo los anteojos que utilizaba el fallecido político Víctor Cervera Pacheco. Uno de los detenidos, Renán Israel Martínez Aveja, niega los cargos y reitera que “unos tipos, desconocidos” le pedían que revele “dónde está el saxofón”. La denuncia la promovió Víctor Manuel Cervera Hernández, quien expresó en el Ministerio Público que es dueño del predio 585 de la calle 49-A de Petronila.

En ese lugar los cacos se habrían llevado numerosos objetos, sin embargo, Martínez Aveja niega los cargos y afirma que, al igual que su amigo, menor, de edad, fueron detenidos en sitios distintos. La desaparción de objetos parece extraño, ya que un informe de la SSP indica que dos de sus agentes pasaban por esa calle y vieron a “dos personas” brincando una barda, los detienen y les encuentran diversas pertenencias. El robo, sigue el informe oficial, fue el pasado fin de semana. Se recuperaron varios objetos, pero no apareció el buscado saxofón y otros artículos.

En una visita a ese lugar, Cervera Hernández dijo qué tipo de objetos habían. Al señalar un estuche con el nombre de una óptica, dijo que son los anteojos de su padre, ya fallecido.

En declaración que rindió en el Juzgado 6o. Penal, el detenido negó los cargos, relató que lo llevaron a su casa en Ciudad Caucel, luego a casa de un amigo suyo, menor de edad. “Los dos fuimos golpeados, nos taparon la cara, nos encintaron las manos. Nosotros no sabemos nada del saxofón ni de algún robo”, expresó. El acusado, de 19 años, pidió careos con los agentes que lo detuvieron.-

Hace un año llegó procedente de Sánchez Magallanes, Tabasco, el joven pescador Antonio Rodríguez, con la esperanza de obtener buenos ingresos trabajando en la captura del pepino de mar, que en la segunda temporada de este año ya cobró dos vidas. El joven tabasqueño truncó sus sueños a los 20 años, al convertirse en la segunda víctima de la temporada pepinera: murió ahogado el miércoles 11 pasado cuando desesperado tras pasar tres días y cuatro noches a la deriva se lanzó al mar para tratar de llegar nadando a la costa. El cuerpo del infortunado Antonio Rodríguez conocido en el embarcadero de La Caleta como “Kalimba”, fue hallado ayer martes a las 7:30 de la mañana cerca del puerto de Sisal por donde estuvo la granja camaronera Pecis.

El cadáver fue arrojado a la costa a casi una semana que se arrojó al mar a unos 10 kilómetros de Chicxulub. Los vientos y las marejadas sacaron el cuerpo a la playa, solo llevaba un bóxer color gris, según los reportes de la Capitanía de Puerto de Sisal. “Kalimba” llegó hace un año de su natal Sánchez Magallanes, vivía con la familia de Roberto Uscanga Rivera en una casa ubicada a la orilla de la ría a un costado de La Caleta, desde que llegó al puerto se dedicó a la pesca. El infortunado “Kalimba” y Roberto Uscanga eran compañeros de pesca, el domingo 8 zarparon de La Caleta junto con Gerardo Poot Rodríguez, de 16 años. Enfilaron a Dzilam Bravo donde embarcaron Limberth Catzin May y Rey Aldana May y después se hicieron a la mar para pescar pepino.

El mismo domingo 8 comenzó a escribirse la historia marina que acabó con la vida de Antonio Rodríguez. La tragedia que enluta al sector pesquero deja al descubierto que muchos pescadores continúan saliendo a pescar sin equipos de seguridad, pues todo parece indicar que no llevaban chalecos salvavidas. El Capitán de Puerto de Yucalpetén Carlos Humberto Carrillo Ufort señaló desde el martes de la semana pasada cuando por la noche le avisaron que cinco pescadores estaban a la deriva a bordo de una lancha, que muchos ribereños zarpan a la pesca sin notificar a que rumbo van, cuantos y quienes viajan en esa embarcaciones.

El capitán Carrillo señaló que por medio de la prensa se enteraron que dos pescadores se arrojaron frente a Telchac y llegaron nadando a la costa y otros dos llegaron a este puerto a bordo de la lancha y que otro se arrojó al mar cuando estaban frente a Chicxulub, pero oficialmente no se reportó nada a la autoridad marítima. Los pescadores, dijo, deber ser más responsables, reportarse a la Base Acuario de la Capitanía que labora las 24 horas del día, informar a que parte de la costa se dirigen, también deben de llevar equipos de radiocomunicación y seguridad, pero no lo hacen. Se informó que familiares de “Kalimba” llegaron de Tabasco para hacerse cargo del caso y reclamar el cuerpo para llevarlo a Sánchez Magallanes, Tabasco donde le darán sepultura. La pesca de pepino sigue suspendida a causa del norte que azotó desde la semana pasada.-

Una desgracia más ocurrió en Kanasín cuando un niño de un año y dos meses se ahogó en una cubeta. La tragedia ocurrió por la mañana en el predio número 100-A, que está en la calle 12 entre 17 y 19 del fraccionamiento La Finca, donde de acuerdo con la madre del pequeño, la señora Fátima del Rosario Gómez, de 24 años de edad, su hijo jugaba dentro de la casa; la mujer señaló que sólo lo descuidó un momento y cuando regreso a buscarlo lo encontró dentro de una cubeta de agua. De inmediato la señora Gómez sacó al pequeño, quien llevaba por nombre Cristian Josué, y lo llevó de inmediato al módulo del Instituto Mexicano del Seguro Social en Kanasín, donde el doctor Mario Villanueva revisó al niño y confirmó su fallecimiento.-




Volver arriba