Planean abrir otro hospital privado

Negociaciones para construirlo en Cabo Norte

Una de las imágenes de cómo serán los andadores del complejo inmobiliario que se desarrollará en una zona del Norte meridano

Además de los 45 “macrolotes”, Cabo Norte abrirá un espacio premium con 54 lotes unifamiliares y su propia casa club, que construirá y comercializará GC Inmobiliaria, uno de los accionistas del proyecto, dice su director Eduardo Gasque Casares.

Algunos de los macrolotes, afirma, estarán reservados para levantar edificios de vivienda en condominio, pero con una altura no mayor de diez pisos.

Respecto a los lagos, uno de los principales atractivos de Cabo Norte, el directivo explica que serán dos: uno de siete hectáreas, con un malecón de 900 metros y un ancho de 120 metros en su parte más grande y de 80 metros en la más angosta.

El otro lago estará en el centro del desarrollo, medirá una hectárea y tendrá su propia casa club y jardines para eventos.

De pesca

En ambos lagos, dice Gasque Casares, se podrá pescar y navegar en kayac, pero no en vehículos de motor.

En la parte frontal del lago principal se dispondrán las actividades recreativas de la gente mayor; en la parte central la de los jóvenes y al sur del desarrollo, la de los niños, con un parque acuático.

De los 900 metros del malecón del lago principal, 500 metros estarán en la parte privada y los otros 400 en el área pública, donde se levantará el Town Center, que tendrá un paseo arbolado frente al lago, así como un espacio para realizar espectáculos públicos, un carrousel y otros atractivos.

Aunque el acceso al área residencial será privada, el del Town Center será público. Este tendrá una superficie de 14 hectáreas (tres más que Plaza Altabrisa), pero no será una plaza comercial, sino un lugar “para formar comunidad”, con farmacias, bancos, pequeñas tiendas, boutiques, restaurantes, cafés y otros establecimientos, todos frente al lago.

Respecto a las tiendas ancla del Town Center, Gasque Casares afirma que serán dos almacenes departamentales, aunque se abstiene de identificarlos para no entorpecer las negociaciones que, dice, “van muy adelantadas”.

Negociaciones

Lo mismo ocurre con la compañía que se haría cargo del hotel “business class” y las salas de cine. En este caso, afirma, las dos grandes exhibidoras de películas han manifestado su interés en venir a Cabo Norte.

También hay conversaciones con las grandes cadenas de supermercados, que podrían abrir sucursales de sus formatos para consumidores, de altos ingresos, y con empresarios interesados en administrar un hospital de 120 camas.

En el plan maestro se prevé construir un club deportivo abierto al público, con seis canchas de tenis y gimnasio; así como una residencia para ancianos operada por una empresa especializada; edificios para oficinas corporativas, una iglesia y el Colegio Teresiano.

Esta escuela, dice Gasque Casares, con una tradición de 120 años en Yucatán, abrirá aquí un segundo plantel, además del que tiene en Montejo, con un diseño muy moderno y vanguardista, para impartir, al principio, clases de preescolar y primaria. Los cursos comenzarán en septiembre de 2015.-HERNAN CASARES CAMARA




Volver arriba