Pide justicia una familia

No cree la versión de Salud acerca de dos fallecimientos

Integrantes de la familia Rivera Chan, oriundos de Campeche, durante la rueda de prensa que ofrecieron ayer en relación con la muerte de dos de sus integrantes. Señalaron que no aceptan la versión que dio Salud

En rueda de prensa ayer, integrantes de la familia Rivera Chan, de Campeche, pidieron a las autoridades yucatecas justicia para que los responsables por la muerte de sus familiares reciban castigo y los hechos no queden impune. “Señor gobernador, señora fiscal, confiamos en ustedes para que no queden impunes las muertes”, subrayaron.

“Mi esposa Roseell Yarabi Chan León era una mujer privilegiada, con muchas cualidades y sueños”, explicó Javier Rivera Polanco, esposo de la mujer fallecida.

Según dijo, no creen en la versión que emitió el secretario de Salud, donde indica que la causa de la muerte fue por ingesta de alimentos.

“Están responsabilizando a lugares que no tienen nada qué ver, no me explico a quién están protegiendo”, indicó Jorge Rodríguez Vargas, abogado de la familia.

Los quejosos piensan que la verdadera causa de la muerte, que no ha sido investigada, es algún veneno.

“Mi hija y mi nieta murieron envenenadas y no por alimentos”, dijo Alicia León Acosta, madre de la joven fallecida y abuela de la menor. “Los últimos minutos que estuve a lado de mi hija ella sacaba espuma por la boca y los ojos casi se le salían de las órbitas”, aseveró.

Rodríguez Vargas relató que días antes el hotel Gobernador, donde ocurrió la tragedia, fue fumigado con fosfuro, una sustancia altamente peligrosa y tóxica.

El mismo día, cuando ingresaron al hospital, indicó, los médicos de la Clínica de Mérida mandaron realizarles pruebas para encontrar rastros de arsénico.

También mostraron la prueba de febriles para encontrar la presencia de alguna bacteria. Sin embargo, resultó negativo. “No puede ser una bacteria, porque no había presencia”, insistió.

Las conjeturas son que el fosfuro se habría filtrado a través de los ductos del aire acondicionado, lo que ocasionó la intoxicación de la familia y posterior muerte de dos de sus integrantes.

Explicaron que los mismos empleados del hotel llamaron y cancelaron el servicio de la ambulancia de la Cruz Roja.

“No queremos que las muertes queden impunes, pedimos que se investigue y se castigue a los responsables, nos mataron en vida”, indicó Andrés Chan Espadas, padre de la joven fallecida.

El abogado indicó que hasta el momento no tienen pruebas contundentes para demostrar la culpabilidad del hotel, y por ello no han interpuesto la denuncia por homicidio contra el negocio.

Sin embargo, indicaron que otra familia tabasqueña que al igual estuvo hospedada en la misma planta del hotel había resultado intoxicada días antes.

“Ellos, gracias a Dios, se salvaron”, indicaron.

Manifestaron que no les extraña que no se haya realizado una investigación seria para el esclarecimiento de las muertes y para que se castigue a los responsables.

“Además, la habitación donde ocurrieron los hechos estaba asegurada. Sin embargo, las pertenencias de la familia estaban en la recepción del hotel”, señaló el litigante.- David Chan Caamal

En sus propias palabras

CELIA RIVAS, FISCAL

“Nosotros somos respetuosos de todas las opiniones, entendemos la situación tan compleja, lo que significa perder a dos miembros de tu familia y en torno al caso sí quiero ser muy clara respecto a que la Fiscalía, que ha realizado una investigación seria y detallada”.

“Desde el momento en que se reportaron le hechos la Fiscalía abrió una investigación y ésta no se ha cerrado, como tampoco el acercamiento con la familia y sus asesores legales”.

“Siempre hemos estado pendientes con ellos, tan es así que hace unos días aseguramos de nuevo el cuarto 208 del Hotel Gobernador, a solicitud de la propia familia”.”En torno a la investigación, se han realizado pruebas de laboratorio exhaustivas, se han visitado los lugares donde desayunaron y cenaron, donde se hospedaron, se citó a declarar a quienes los atendieron en el hotel y posteriormente en el hospital”.”De igual manera se visitaron los lugares donde consumieron alimentos y se verificó toda la cadena de hechos y sus involucrados”.

“El resultado de todos los trabajos fue la localización de una agresiva bacteria que por sus tiempos de reacción complica saber con precisión en dónde fue contraída, pero insisto: la Fiscalía agotará todas las instancias con base en una investigación científica, seria y detallada”.

“Si la familia y los abogados tienen pruebas para ofrecer, la Fiscalía está abierta para su análisis correspondiente. La averiguación sigue abierta y estamos haciendo un trabajo serio y responsable”.




Volver arriba