Opinan que fue sólo una trampa

Intendente de un Juzgado detenido por presunto robo

Anteayer por la mañana se detuvo a Baldemar Osalde Pech, intendente del Juzgado Mixto de lo Familiar y Administrativo de Progreso, cuando presuntamente lo sorprendieron metiendo unas cajas de papel bond y papel higiénico, propiedad del Juzgado, a su automóvil.

Según la comandancia municipal, los hechos fueron a las 7:45 de la mañana, cuando el uniformado que está en la puerta del Juzgado vio que Osalde Pech metía las cajas a su vehículo y al cuestionarlo éste se puso nervioso y le ofreció una gratificación al policía para que no dijera nada y lo dejara irse sin problema, a lo cual el oficial no accedió.

En el automóvil se encontraron cuatro cajas de papel bond tamaño oficio y la misma cantidad de tamaño carta, así como dos cajas de papel higiénico y dos de toallas de papel, por lo que Osalde Pech fue consignado a la agencia 11 de la Fiscalía General del Estado para la investigación correspondiente.

Ayer, Amira e Irving Osalde Pech, hermanos de Baldemar, dijeron que su hermano tiene 14 años trabajando en ese juzgado y tiene las llaves de todo el recinto, y que se trata de una denuncia manipulada, ya que la licenciada Nancy Cárdenas, titular del Juzgado, quiere el puesto para dárselo a un recomendado.

También informaron que la titular tiene rencillas con varias personas del Juzgado, y que algunas han tenido que renunciar porque no soportaron el trato que les daba.

“La nueva jueza trae rencillas con los trabajadores que han estado años trabajando; anteayer, desde que encerraron a mi hermano, le negaron sus derechos, ya que lo mantuvieron incomunicado, le tomaron su declaración sin que hubiera presente un abogado que lo asesorara; yo estuve ahí y ni el defensor de oficio estuvo presente en la diligencia; sabemos que (la jueza) quiere sacar a todos los que llevan muchos años en el trabajo. Pido a las autoridades que hagan su trabajo e investiguen bien el caso, ya que de otra manera tendremos que hacer justicia por nuestra propia mano”, señaló Amira Osalde Pech.

Los familiares de Osalde Pech agregaron que sólo les permiten ver a su hermano para entregarle comida y que un guardia se queda para escuchar lo que dicen, que cuando lo fueron a ver a la Se cretaría de Seguridad Pública les dijeron que ya lo habían remitido a la Fiscalía, al llegar a la Fiscalía les dijeron que no lo habían remitido, al regresar a la SSP les dijeron que sí se encontraba, pero que no lo podían ver en ese momento, por lo que denunciaron ante la Comisión de Derechos Humanos.

En entrevista telefónica, el licenciado Oscar Sauri Bazán, representante legal del Sindicato de Trabajadores del Poder Judicial, dijo que a Osalde Pech lo detuvieron policías municipales y enseguida lo mandaron al Ministerio Público, que le parece extraño que a una persona con 14 años en el puesto la acusen de robo, ya que tiene acceso a todo el Juzgado.- E.P.F.




Volver arriba