Notas policíacas

Carlos Alberto Pérez Álvarez, investigador del INAH-Yucatán, detenido

“Era el que regañaba, nos maltrataba”, expresó Aristeo Cobá Tec alias “Jorge”, acusado de ultimar con una escopeta a su capataz, Felipe Santiago León Pinto, en Motul. Los hechos fueron la mañana del jueves en un rancho de ese municipio. Una discusión el día anterior habría propiciado la reacción del detenido, quien tiene 77 años. “Le pegó a mi perrito, le dije que no lo hiciera, pero no me hizo caso. Me dijo que a mí me iba a pasar lo mismo”, expresó en maya, por medio de un intérprete, en declaración que rindió en el Juzgado 3o. Penal. León Pinto recibió ráfaga de escopeta calibre .20 en la espalda. Cuando a Cobá Tec se le preguntó la relación que había entre él y el occiso, respondió que “es el que regaña” y luego precisó que lo maltraba, como lo hacía con “el perrito”.-

“Entre los vecinos queremos formar un grupo de autocuidado. Fui a ver a una persona extraña en el rumbo y resulto detenido”, manifestó el antropólogo Carlos Alberto Pérez Álvarez, investigador del INAH-Yucatán. Fue aprehendido por la SSP previa queja de Reyes Armando Canté Alcocer, quien expresó que estaba en un tendejón cuando entró “esa persona” que lo amenazó y “destruyó” numerosos objetos en la tienda. En declaración que rindió en el Juzgado 3o. Penal, el antropólogo relató que entre los vecinos del fraccionamiento Miguel Hidalgo están formando un grupo de “autocuidado” ante numerosos robos y otros hechos delictivos en ese sector del poniente. “Un vecino me dijo que había una persona extraña y rara en la tienda. “Fui a ver de qué se trataba, le pedí me venda dos velas para saber de su reacción. Me pareció rara y dije llamar a la policía. “Hizo un movimiento como sacar un cuchillo, por lo que le lancé una panera y discutimos, eso fue todo”, manifestó el investigador. La SSP dio mayor crédito a la versión de Canté Alcocer y consignó al Ministerio Público a Pérez Alvarez, acusado de varios delitos.-

En dos expedientes consignados al Juzgado 3o. Penal hubo dos puntos que llamaron la atención: una mesera que gana $500 al día y un acusado de robo que afirma fue ultrajado por la policía. En el primer caso, la joven Laisa Aracely Jiménez Torres fue acusada de robar un celular en Progreso. También fue detenido Manuel Hernández. “¿$500 pesos cada cuándo”?, se le preguntó a la joven luego de que mencionó esa cantidad como sueldo. “Todos los días, soy mesera”, respondió la joven, de 19 años. La denuncia la promovieron dos personas que afirman fueron atacadas para quitarles el celular y otros objetos. En el caso del ultraje, Luis Enrique Campos Rosado negó el robo de ropa en una tienda de la calle 58 entre 67 y 69 del Centro. “Tenía un trasero abultado, lo revisamos y vimos que era ropa”, afirmó Roberto Angel Salazar Hernández, vigilante de la tienda. Luego, el acusado afirmó que le introdujeron “una lampara” cuando un policía lo revisaba. “Me lastimaron, me duele mucho”, dijo.- In fragantiElementos pertenecientes a la Agencia de Atención a Delitos contra la Salud en su modalidad de narcomenudeo y pertenecientes a la Fiscalía General del Estado lograron la captura de Julio Alberto Alonzo Navarrete, (a) “Chaparrito”, de 30 años de edad y vecino de la Colonia Industrial, quien es conocido por el rumbo de La Plancha por vender droga a jóvenes consumidores del sector. La detención se logró gracias al oportuno llamado de unos vecinos que días antes lo habían visto vendiendo droga, mientras se trasladaba a bordo de una motocicleta de color rojo y montura blanca por rumbos cercanos. Con el reporte recibido, los agentes ministeriales acudieron al punto señalado, localizando al motociclista en la calle 47 por 42 de la citada colonia, frente a un bar conocido como “El alegre sapo”, por lo que previa identificación como agentes se procedió a interrogarlo y realizarle una revisión de rutina, hallándosele en una bolsa negra que llevaba al hombro 16 bolsitas con hierba seca correspondiente a las características de la mariguana, mismas que dijo que vendía a 50 pesos la dosis y que la daba barato para sacar dinero para las fiestas decembrinas, intentando sobornar a los agentes para que lo dejaran ir. Al hacerle notar que había sido sorprendido en un delito flagrante contra la salud, se le comunicó que sería detenido y puesto a disposición de las autoridades competentes, procediendo a embalar los artículos decomisados, guardando el cuidado debido en el proceso de cadena de custodia, para trasladarlos junto al detenido al área de seguridad del edificio de la Fiscalía General del Estado, a pesar de que éste intentó darse a la fuga incluso estando lesionado de un pie, refiriendo que se había caído de la moto hacía unos días. También fue trasladada la motocicleta que usaba, una Yamaha 125 cc con placas de circulación 2HFF1. Fue trasladada por una grúa de la FGE al corralón de esa dependencia, donde se quedó para los trámites de ley.




Volver arriba