“No podemos dejar de prevenir”

Las acciones dan como resultado la baja del dengue

El gobernador Rolando Zapata Bello, durante su discurso al dar el banderazo de inicio del operativo de descacharrización en Mérida; atrás, el secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Eduardo Batllori Sampedro, y dos voluntarios que participaron en el evento en Juan Pablo

En 2013 se redujo el número de casos de dengue, en comparación con 2012. En lo que va de 2014 continúa el descenso, “pero no podemos descuidarnos, no podemos dejar de prevenir”, advirtió ayer el gobernador Rolando Zapata Bello.

“No debemos permitirnos, ni darnos el lujo de descuidarnos, al contrario, (hay que) adelantar las acciones; siempre debemos estar con una actitud de prevención y hacer la parte que nos corresponde para garantizar que esas labores preventivas se realicen”, puntualizó.

Al poner en marcha la campaña de descacharrización de este año en Mérida, el gobernador hizo un llamado para que todos participen en este operativo, “y así evitar que se propague el mosquito que ocasiona el dengue”.

De acuerdo con información de la Secretaría de Salud del Estado, en 2013 se registraron en Yucatán 2,679 casos de dengue que, comparados con los 5,674 de 2012, representa una disminución del 47.22%.

La misma Secretaría informó que en este 2014 a la fecha se han registrado 153 casos de dengue, de los cuales 99 son clásicos y 54 hemorrágicos; comparado con 2013, en esas mismas fechas había 155 casos, hay dos menos este año.

El gobernador destacó ayer el esfuerzo de todos los que participan en esta campaña, sobre todo la coordinación y cooperación entre sociedad, autoridades, organismos intermedios y de la sociedad civil, indispensables para alcanzar el éxito en una labor de este tipo.

Zapata Bello recordó que en 2013 la campaña fue en mayo y ahora se adelanta, por las condiciones atípicas del clima en cuanto al volumen de lluvias y el impacto que esto tiene cuando no existen las acciones preventivas.

El jefe del Ejecutivo reiteró que esa visión de tomar todo tipo de medidas preventivas debe persistir, no se pueden descuidar ni un momento ante enfermedades de este tipo.

“No podemos dejar de prevenir; al contrario, hay que considerar todas las situaciones, como las lluvias que han estado cayendo de manera copiosa y atípica”, indicó.

El operativo de descacharrización es una apuesta básica para garantizar que en el Estado sigan disminuyendo los índices del dengue y se continúe incidiendo positivamente en la salud de todos los yucatecos.- David Domínguez Massa



Volver arriba