Sanear el agua enferma

Apoyo de Francia en vital proyecto para Yucatán

1 / 2


En el orden habitual: Julia Labrosse; doctor Eduardo Batllori Sampedro, secretario de la Seduma; Eric Rubio Bartell, jefe del Despacho del Gobernador, y Philippe Papin, consejero regional de Pays de la Loire


La gestión del agua en Yucatán es problemática, admite Eduardo Batllori Sampedro, secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente.

Tenemos una enorme riqueza de recursos hídricos, recuerda el funcionario, pero muchos están ya tan contaminados que sin una acción urgente de saneamiento general la situación podría empeorar y el agua de calidad comenzaría a escasear dentro de unos años. “Como todo mundo sabe, estamos ante un tema de disponibilidad, no de cantidad”, sentencia.

Los retos son mayúsculos y la solución no es fácil. “Mérida, la zona metropolitana, crece sin pausa y hay que saciar su sed, en la zona costera el agua tiene un sabor salitroso, producto de la salinización por intromisión marina. ¿Cómo podemos garantizar el suministro y evitar además que las actividades agrícolas, las maquiladoras, las granjas porcícolas sigan contaminando los mantos acuíferos? ¿Cómo podemos resolver la compleja situación que plantea el gran número de sumideros que todavía tenemos en las áreas urbanas?”, continúa.

Largo plazo

El problema es tan grande, que no será posible resolverlo pronto, admite el doctor Batllori Sanpedro.

Es indispensable un esfuerzo continuo y con enfoque mutisectorial, con una gestión basada en los ecosistemas y una visión a largo plazo, “hablamos de 25 ó 30 años”, en la que la gobernanza y la educación juegan un papel fundamental.

“La gestión debe implicar a todos, a los usuarios del recurso, al gobierno estatal y a las administraciones municipales, con soluciones social y culturalmente apropiadas, así como económica y medioambientalmente viables en el futuro”, señala.

En este escenario tan complicado, la alianza que Yucatán estableció hace algunos años con la región francesa de Pays de la Loire y que ha rendido frutos en áreas como turismo, deporte, cultura, educación, entre otras, adquiere un nuevo significado.

“Si alguien sabe de gestión y manejo de recursos hídricos son los franceses”, dice Eric Rubio Barthell, jefe del Despacho del Gobernador, al presentar a la delegación gala que colabora en el proyecto “Fortalecimiento a la gestión Integrada del recurso hídrico por medio del Comité Técnico de Aguas Subterráneas de la Zona Metropolitana de Yucatán (Cotasmey)”.

El consejero regional de Pays de la Loire, Philippe Papin, explica que Francia cuenta con una larga experiencia en el manejo del agua y asegura que los estudios concretos y las estrategias se pueden aplicar en Yucatán, “tras un análisis de las condiciones y entornos”.

Limitado y frágil

“El agua es un bien público, necesario, limitado y frágil, más en este contexto del cambio climático, por lo que su gestión y tratamiento se vuelven cada vez más importantes”, dice Guillaume Aubourg, experto en aguas.

Para el doctor Batllori, entre las mayores enseñanzas de la experiencia francesa está la cooperación intermunicipal. “Es indispensable retomar las experiencias que nos están dando a conocer para empujar procesos… nos hacen mucha falta mayor colaboración y una visión de largo plazo, lo vemos con el tema del manejo de residuos sólidos, en el que cada tres años hay que empezar de cero porque al cambiar las autoridades se pierden los avances, se trunca la continuidad de los procesos”.

Es necesario, dice, lograr una estructura de colaboración, en la que, “sin menoscabo de las diferentes acciones de cada municipio, pueda haber una visión conjunta del manejo de los problemas que tienen en común”.- Mario S. Durán Yabur

Alianza | Sede

Nueva oficina

Eric Rubio Barthell, jefe del Despacho del Gobernador, informó en la rueda de prensa que Yucatán ya cuenta con una oficina dispuesta para la representación de la región francesa de Pays de Loire, que estará a cargo de Julia Labrosse.

Frutos

La cooperación de Francia con Yucatán ha rendido abundantes frutos a los últimos años, en áreas como educación, cultura, deporte, turismo, entre otras.




Volver arriba