Planta en vías de validación por la ONU

Grupo mexiquense aprende el manejo de residuos sólidos

Oliver Hoffmann, director operativo de la planta de separación, explica algunas características del manejo de residuos sólidos meridano a Olga Hernández Martínez, alcaldesa de Zinacantepec, Estado de México

La maquinaria y equipo que hacían falta para poner en marcha a la nueva planta de separación de residuos sólidos ya se encuentran en México, y en breve se estarán enviando a Mérida para su instalación y arranque de operación.

Funcionarios del Ayuntamiento de Mérida y representantes del proyecto de obra en construcción recibieron ayer jueves a una comitiva del municipio de Zinacantepec, México, encabezada por la alcaldesa Olga Hernández Martínez. El equipo llegó interesado por conocer la visión y estrategia que procura el municipio de Mérida en el tema de la disposición final de los residuos.

La alcaldesa Hernández Martínez llegó acompañada de Ferdinando Esquivel y Marco Vázquez, coordinador de gabinete de Zinacantepec. Por parte del ayuntamiento anfitrión estuvo Roger Echeverría Calero, director de Servicios Públicos Municipales; Elgar Pech y Canul, subdirector de Ecología y Residuos Sólidos, y Oliver Hoffmann, director operativo de la planta de separación.

Echeverría Calero y Hoffmann Steuer explicaron que la planta de separación de residuos sólidos se encuentra en un proceso de validación ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por sus características y aportaciones al medio ambiente.

El nivel de innovación y avance tecnológico de la maquinaria pondrá a Mérida a un nivel de excelencia internacional por el manejo adecuado de sus residuos sólidos, externaron a los visitantes.

El recorrido de ayer de la comitiva del Estado de México se suma a la experiencia que a finales de febrero tuvo otro grupo de funcionarios estatales de Campeche.

En ambas experiencias, el municipio ha expuesto un recuento de la larga historia que tiene Mérida en cuanto al tratamiento, mecanismos y cultura para canalizar los desechos que se generan en el municipio.

Primera en su tipo

Durante el recorrido de ayer, por el complejo que alberga las instalaciones para la disposición final de residuos, integrado por el relleno sanitario, la planta de tratamiento de aguas residuales y la planta de separación de residuos sólidos (en construcción), se puso énfasis en que esta nueva planta de separación será la primera en su tipo en México al conjuntar una planta de selección de residuos con un biodigestor anaerobio que generará energía eléctrica a partir de la fracción orgánica de los residuos sólidos, y ahorrando más de 600 mil pesos mensuales a las arcas municipales por el pago de la disposición final de los residuos sólidos. Dichos ahorros estarán etiquetados a campañas de concientización y programas de promoción ambiental.

De un vistazo

Inversión

Esta nueva planta ha contado con una inversión aproximada de 160 millones de pesos, de inversión privada correspondiente a la empresa concesionaria del servicio público, Tratamiento de Reciclados del Sureste, y evitará que los lixiviados contaminen los mantos acuíferos de Yucatán así como la liberación al ambiente de más de 600 toneladas diarias de dióxido de carbono.

Interés

La nueva planta ha generado la atención de varios municipios de México que han visitado la planta para comprobar sus avances.

Arranque

El periodo de espera para el arranque de la nueva planta se ha debido al proceso de obtención de permisos, unos 11 en total, y licencias en los tres niveles de gobierno, así como a contratiempos en la entrega de la maquinaria proveniente de Canadá, según se informó.




Volver arriba