Costumbre que debe retomarse

Captar la lluvia ayuda a ahorrar el agua potable

Una vista del actual Pasaje de la Revolución. La versión original de la obra estuvo a cargo de Giacomo Piccone. Otros emblemáticos edificios de la capital yucateca han sido creaciones de extranjeros

Para la investigadora María Milagrosa Pérez Sánchez, el agua de la lluvia es un regalo del cielo y en décadas anteriores las familias meridanas aprovechaban el recurso hídrico para lavar ropa, trastes, para el inodoro, riego de jardín y lavar automóviles.

En su conferencia del II Simposio sobre el Patrimonio Cultural “Vida, espacios y tradiciones”, dijo que la recolección de agua lluvia era una forma de ahorrar agua potable, pero ahora ya se sufren las consecuencias de la contaminación del manto acuífero. “Puede decirse que se vende el agua, pues cuesta más tener agua limpia por la perforación de pozos profundos y hay más desperdicio por las fugas en las tuberías de la red de distribución que se ven en los cientos de charquitos en las calles”.

La Japay le informó que Mérida consume 80 millones de metros cúbicos de agua al año, cada casa de 40 metros cuadrados de construcción usa 5.92 m3 al día, la Conavi reportó que la ciudad creció de 2006 a 2012 con 85,000 casas y sigue el acelerado crecimiento, por lo que cada vez será más difícil dotar del servicio a la ciudad.

La Conagua reportó que en Mérida llueve 1,062 milímetros de precipitación pluvial al año y si se captara el recurso hídrico que regala el cielo fácilmente las casas cubrirían su consumo.

“Antes usaban grandes aljibes, pero ahora hay depósitos de todos tipos y es fácil captar el agua de lluvia, hay que retomar esa costumbre”, sugirió.

“En Corea del Sur cada torre de edificio capta mil metros cúbicos con sistemas subterráneos para su autoabastecimiento, en Australia los hospitales usan agua de lluvia para la limpieza, Brasil dotó a un millón de viviendas con cisternas, Japón riega con agua de lluvia. En todo el mundo están usando el agua de lluvia y Mérida abandonó esa costumbre”.

Otra conferencia de alto interés fue la del doctor en Arquitectura Pablo Chico Ponce de León, quien habló del trabajo de los arquitectos, ingenieros, escultores y desarrolladores extranjeros que contribuyeron a la riqueza del mestizaje cultural y arquitectónico de Mérida.

Destacó que el Pasaje de la Revolución lo diseñó y construyó el italiano Giacomo Piccone; el colombiano Rómulo Rozo fue el autor del Monumento a la Patria; y Enrico Deserti, el creador del Palacio Cantón.- Joaquín Chan Caamal

Urbanismo | Extranjeros

La Casa del Pueblo, de estilo neomaya, fue autoría del italiano Angel Bachini.

Emblemáticas

Las casas gemelas de Paseo de Montejo fueron obra del arquitecto francés Gustave Umderstock, y el italiano Alfonso Cardone construyó la Hacienda Tekik de Regil.

Estación

La Estación Central de Trenes la construyó el arquitecto inglés Carlos J.S. Hall, con un estilo neocolonial.



Volver arriba