Aseguran reptiles de dudosa procedencia en el aeropuerto

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), aseguró de manera precautoria 7 ejemplares de distintas especies de reptiles provenientes de la ciudad de México, luego de que el inspeccionado no acreditará la legal procedencia de los mismos.

Personal de la PROFEPA, en coordinación con las autoridades del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de Mérida, resguardó ejemplares de las siguientes especies: 1 Tortuga Sulcata (Geochelene sulcata), 3 Gecko Leopardo (Eublepharis macularios), 2 Pitón Bola (Python regios) y 1 boa arcoíris (Epicrates cenchria).

Al momento de la revisión de la documentación se identificó que ésta no acreditaba la legal procedencia de dichas especies, debido a que los datos no coincidían con la cantidad de ejemplares y el tipo de especie que se transportaba en la caja.

Por lo anterior, al presentarse el responsable a quien iba dirigido el embarque, éste solo presentó la documentación para recibir las perreras, rechazó la responsabilidad de la recepción de los ejemplares exóticos.

Los inspectores federales de la PROFEPA aseguraron dichos organismos, los cuales fueron trasladados a la Unidad de Fomento a la Conservación y aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre (UMA) “Parque Zoológico El Centenario” ubicado en la Ciudad de Mérida, Yucatán para su resguardo y protección.

La especie Tortuga Sulcata (Geochelene sulcata), está listada en el apéndice II de Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), en el cual figuran especies que no necesariamente están amenazadas o en peligro de extinción, pero que podrían llegar a estarlo a menos que se controle estrictamente su comercio.

En base a la Ley General de Vida Silvestre, haciendo referencia al artículo 122 son infracciones poseer ejemplares de vida silvestre fuera de su hábitat natural sin contar con los medios para demostrar su legal procedencia o en contravención a las disposiciones para su manejo establecidas por la Secretaría, estableciendo una multa de 50 a 50,000 veces el salario mínimo vigente.

 COMUNICADO. 




Volver arriba