Asegura Profepa madera a un aserradero de Mérida

1 / 3


Asegura Profepa madera a un aserradero de Mérida.- Imagen de cortesía
Asegura Profepa madera a un aserradero de Mérida.- Imagen de cortesía
Asegura Profepa madera a un aserradero de Mérida.- Imagen de cortesía


La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) aseguró 15 metros cúbicos de madera de tzalam (Lysiloma latisiliquum) que se encontraban en un aserradero de la ciudad de Mérida, debido a que el responsable no pudo acreditar su legal procedencia.

El sitio inspeccionado era un aserradero que había sido reportado como negocio dedicado a la recepción de madera proveniente de otros estados, con la finalidad de ser maquilada y documentada para canalizarla a otros destinos.

Durante la inspección, se llevó acabo la revisión del libro de entradas y salidas de materia prima y productos, y se determinó que 15 metros cúbicos de madera de tzalam (Lysiloma latisiliquum) en presentación flitch no contaban con documentación que avalara su legal procedencia, por lo que se procedió al aseguramiento de dicha materia, iniciándose de esta manera el procedimiento administrativo correspondiente.

Cabe señalar que la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable estipula que el carecer de la documentación o los sistemas de control establecidos para acreditar la legal procedencia de materias primas forestales obtenidas en el aprovechamiento o plantación forestal comercial respectiva, se sanciona con el equivalente de 100 a 20,000 veces de salario mínimo vigente y con el aseguramiento del producto.

La superficie de bosques y selvas dentro del territorio nacional colocan a México en la octava posición en extensión forestal a nivel mundial, y segundo lugar en Latinoamérica. Sin embargo se pierden anualmente más de 60 mil hectáreas forestales únicamente por la tala clandestina provocando grandes deterioros al medio ambiente, entre ellos la reducción de cubierta vegetal que lleva al aceleramiento del calentamiento global, a la exposición del suelo a los efectos de erosión hídrica y eólica, así como a la pérdida de flora y fauna que habita en esas regiones.

Es importante destacar que el material forestal carente de documentación que avale su legal procedencia, en su mayoría proviene de aprovechamientos no ajustados a criterios de sustentabilidad y son extraídos de predios no autorizados, por lo que el adquirir este tipo de material genera una contribución directa al incremento de los ya altos índices de deforestación de selvas y bosques en nuestro país, que conlleva a la pérdida de hábitats, especies y de los servicios ambientales que estos nos proporcionan.

Con lo anterior la PROFEPA refrenda su compromiso y misión de proteger los recursos naturales de México, así como procurar la justicia ambiental a través del estricto cumplimiento de la Ley.

COMUNICADO DE PRENSA




Volver arriba