Más irregularidades en pagos del campo

Giraron cheques sin acatar un procedimiento

En la recta final de la administración estatal anterior, la Secretaría de Fomento Agropecuario y Pesquero que encabezó Alejandro Menéndez Bojórquez realizó más pagos de apoyos “a fondo perdido” en condiciones irregulares.

A la larga lista de anomalías atribuidas a Menéndez Bojórquez en el manejo de los recursos se suman ahora cheques cobrados sin seguir los procedimientos, según se puede constatar en expedientes a los que tuvo acceso Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia.

En unos casos, quien se encargó de firmar los documentos para su entrega y cobro fue María del Carmen Can Peraza, secretaria de Víctor Martín Quijano, quien fue director de Apicultura, Avicultura y Porcicultura y era parte del círculo más cercano a Menéndez Bojórquez.

En otros casos no hay constancia de la identificación del beneficiario. En unos más, la letra del presunto solicitante es diferente en documentos también distintos, aunque el nombre sea el mismo.

En la documentación que respalda la entrega del dinero se indica que el beneficiario debe proporcionar su nombre y su firma, así como una identificación, que se debe detallar. Estos datos van junto a la fecha en que se firma.

Esos requisitos se saltaron con la firma de la asistente de Martín Quijano en los cheques a nombre de Yezmi Yannel Villanueva Borges, por $300,000, del 8 de junio de 2012; Addy María Pat Casanova, por $450,000, en la misma fecha; Ana Carolina Aguilar Chávez, $450,000, también el 8 de junio; Natalio Alfonso Solís Cab, $600,000, el 9 de julio del mismo año; dos a favor de Felipe García Carrillo, ambos de $250,000 (para un total de medio millón de pesos), el 27 y 28 de junio, y Jori Annel Peraza Novelo, $450,000, el 8 de junio.

En todos esos casos no firmaron los supuestos beneficiarios, sino la secretaria.

Quizá lo más grave sería la falsificación de firmas. A reserva de la confirmación de un estudio grafoscópico, el caso más notorio es de un pago de $2 millones a nombre de María de las Mercedes Arce y Rejón, con domicilio en Mérida, “para la rehabilitación de praderas” y “adquisición de infraestructura y capital de trabajo” relacionados con la ganadería. Salta a la vista que la firma de recibido es diferente de la que tiene la credencial de elector. (Continuará).- ÁNGEL NOH ESTRADA

De un vistazo

¿Dónde se fraguó?

Las anomalías detectadas en los pagos de la Secretaría de Fomento Agropecuario y Pesquero, bajo el mando de Alejandro Menéndez Bojórquez, corresponden principalmente a los recursos del Programa Estatal de Apoyos a Productores de Yucatán (Peapy), que se entregan “a fondo perdido”, es decir, son irrecuperables.

¿Por qué en ese programa?

El Peapy sólo opera con recursos del Estado y, por tanto, la fiscalización es únicamente local.

¿Quiénes tenían acceso?

Por norma, todas las solicitudes de apoyo iban dirigidas al secretario Menéndez Bojórquez. Además de él tenían injerencia en los movimientos económicos su primo político Humberto Emilio Ortiz Canul, jefe del Departamento de Tesorería, y su concuño Pedro Ávila Martín, jefe de Compras, Mantenimiento Vehicular y Servicios Generales.




Volver arriba