Mal final de una borrachera

Joven ebrio quiso brincar una reja y terminó ensartado

Un menor llegó a su casa de Vergel II, estaba ebrio y como no tenía llave decidió brincar una reja, pero se le clavó una lanceta en la espalda.

La parranda juvenil se agravó por las lesiones que sufrió D.P.S., de 16 años de edad, quien es atendido en el hospital O’Horán.

La madre del menor informó que los hechos ocurrieron anteayer viernes en horas de la noche, en ese fraccionamiento.

Al brincar la reja, el menor resbaló, cayó de espaldas y se le clavó la lanceta metálica. Sufrió trauma penetrante en tórax.

Por otro lado, Yaremi Alexis Valladares, de 30 años, radicado en los Estados Unidos, sufrió diversas heridas al chocar el automóvil en que viajaba entre Valladolid y Chichén Itzá.- R.F.G.




Volver arriba