Le niegan la libertad anticipada a interno

Dice un juez que aún no está apto para la convivencia

Alberto López Vadillo en su petición de libertad anticipada

El Juzgado 1o. de Ejecución de Sanciones negó al psicólogo Alberto López Vadillo, acusado de privación ilegal de la libertad de una hija y una sobrina suyas, la reducción de su sentencia.

El juez Níger Pool Cab resolvió en ese sentido la petición del sentenciado, quien pretendía recuperar su libertad con cinco años de anticipación.

Como publicamos, López Vadillo solicitó a un juzgado de Ejecución de Sanciones que le conceda beneficios y la libertad antes del tiempo de la condena que recibió de un juzgado penal.

La audiencia la encabezó el juez Pool Cab, titular del Juzgado 1o. de Ejecución de Sanciones, y la reunión fue en el Juzgado 8o. Penal.

López Vadillo fue condenado a 19 años de prisión en 2006, por el secuestro de una sobrina suya dos años antes. Pidió rescate de $1.200,000, pero fue descubierto y detenido. Se le redujo la sentencia a 15 años, por lo que le faltan cinco para salir libre.

Como otros internos, varios de los cuales ya obtuvieron beneficios de ley, López Vadillo pidió su excarcelación antes del plazo fijado, con el argumento principal de estar apto para la convivencia social, lo que ayer le negaron.

Ahora, el interno puede inconformarse y el Tribunal Superior de Justicia confirmar o revocar la sentencia del juzgado de Ejecución.

Entre los argumentos del juez está que el detenido aún no está apto para la convivencia social. La Fiscalía adscrita a ese juzgado se opone a la liberación.- R.F.G.

Negativa | Libertad anticipada

Ayer fue notificado Alberto López Vadillo sobre la negativa de su libertad anticipada.

Solicitud del interno

Como otros internos, varios de los cuales obtuvieron beneficios de ley, Alberto López Vadillo pidió su excarcelación antes del plazo fijado, con el argumento principal de estar apto para la convivencia social.

Argumento de negativa

Para Níger Pool Cab, titular del Juzgado 1o. de Ejecución de Sanciones, el detenido aún no está apto para la convivencia social.



Volver arriba