Le dan terrible muerte

Encuentran el cuerpo calcinado de un hombre

1 / 3



A la izquierda, autoridades ministeriales levantan el cadáver de José Lino Pool Poot, que fue hallado carbonizado en un cuarto de la casa en la que habitaba. Arriba, familiares del difunto esperan noticias de las autoridades policíacas que acudieron al lugar de los hechos. A la derecha, la habitación donde fue hallado el cuerpo, la única de la casa que se quemó, pero donde no había electricidad ni fogones que pudieran originar el fuego. Familiares del difunto sospechan de los que tomaban con él



MOTUL.- José Lino Pool Poot, de 46 años de edad, fue hallado muerto en su casa, en la población de Kaxatah; lo terrible es que su cuerpo estaba carbonizado y, según sospechas de los familiares del difunto, al parecer quienes acostumbraban tomar a diario con él lo quemaron luego de matarlo.

Uno de los hermanos de José Lino, conocido como “León”, lanzó una advertencia a los agentes de la Policía Ministerial y de la SSP: “Si ustedes no hacen justicia, nosotros lo haremos. Sospechamos de las personas con las que se embriagaba a diario, sobre todo uno conocido como Geovani Tamayo Canul, de 21 años, que hace tres años salió de la cárcel por tráfico de mariguana”.

A las 11:26 horas el comisario municipal de Kaxatah, Rogelio Canul Pool, reportó el descubrimiento de un cuerpo humano calcinado en un predio, en un camino de terracería al Norte de la calle principal de la vía Kaxatha-Motul.

El cadáver fue descubierto por uno de los hermanos de la víctima, Agustín Pool Poot, quien explicó que la última vez que vio con vida a su hermano fue el martes pasado y no sabían de él.

“Ayer (anteayer) a las 8:30 de la mañana fui a limpiar mi terreno, que está cerca del de mi hermano; rompí unas piedras y al terminar decidí acercarme a la propiedad de José Lino, y noté que extrañamente la soga del pozo estaba en el brocal, cuando él acostumbraba guardarla al terminar de usarla.

“Le grité desde donde me encontraba y no contestó; al entrar al terreno vi que la puerta estaba semiabierta, cosa que tampoco deja así; aunque esté en la casa, la asegura con una cadena y candado. Volví a hablarle y no hubo respuesta.

“Entré a la casa, le hablé y tampoco contestó; cuando entré a la segunda pieza vi que todo estaba quemado, hasta el cuerpo de mi hermano.

“Es extraño que la casa de paredes de block y techo de bovedilla se quemara sólo en el interior con mi hermano adentro, pues no tiene electricidad y el fogón que prendía para cocinar está a cinco metros de la puerta principal, en un tinglado al que no le pasó nada.

“Lo raro es que hay dos maderos en la puerta de la casa que al parecer es con lo que prendieron fuego adentro para quemar el cuerpo de mi hermano, al parecer, luego de que lo mataron, ya que se encontraba boca arriba y sin ninguna señal de que al quemarse intentara moverse; incluso vimos dos camisas que no son de él, pero esperamos que se haga justicia y se investigue cómo fueron las cosas”.

Los vecinos que llegaron al lugar de los hechos señalaron que el jueves a las tres de la mañana escucharon “como que alguien peleaba en esa casa y como que se aporreaban las cosas”. Lo extraño es que nadie se dio cuenta del incendio y al parecer tampoco ocurrió durante el día ni la noche anterior.Al lugar se presentaron la Policía Municipal, al mando del comandante Marco Antonio Quiñones Viento, subdirector en turno, a bordo de patrulla 1004, junto con el subcomandante de Protección, Leandro May; los agentes ministeriales, Arturo Guillermo Candila y Jorge May Tun, de la Fiscalía General del Estado; por el Semefo, el doctor Rubén Romero Santillana; de Criminalística, Ariel Ruiz Moo, y por la SSP, la unidad 2100 al mando del sargento Santos Timoteo Chi Chi.- Mauricio Can Tec




Volver arriba