Sospechoso “descubrimiento”

Argucias legales para presionar a un empresario

Polémico dictamen de rectificación de medidas de valioso predio en el norte de Mérida firmado por el consejero jurídico Ernesto Herrera Novelo se origina luego de que el consorcio internacional Costco ofrece comprar uno de los terrenos de la desaparecida paraestatal Cordemex, propiedad ahora de Desarrollos Montejo Real, de Armando Millet Molina.

Costco, que planea abrir allí un nuevo almacén, en lugar del que tiene frente al Colegio Mérida, habría firmado con la empresa de Millet Molina un compromiso de compra que vencería este miércoles 30 de abril.

Pero a mediados de mes, el gobierno estatal “descubre” que una parte de ese terreno, alrededor de 3,000 metros cuadrados, sobre la 60, es de su propiedad y toma posesión de él: lo bardea y pone letreros con la leyenda “Propiedad del Gobierno del Estado de Yucatán” aunque, como consta en documentos oficiales, esto no sería verdad.

Expediente

De acuerdo con las averiguaciones de Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, en el Registro Público de la Propiedad el terreno en cuestión es el marcado actualmente con el número 243 de la calle 3-B con 60, que originalmente tenía 41,518 metros cuadrados y que Desarrollos Montejo Real adquirió de la compañía Tejidos Naturales de Henequén, antes Tejidos de Henequén de Yucatán, el 30 de junio de 2006, en $80 millones. En ese entonces el predio estaba marcado con el número 299-B de la calle 60 Norte.

Los socios de Tejidos de Henequén, a su vez, compraron ese predio, en septiembre de 1998, a su entonces propietario, el gobierno del Estado, representado por Víctor Cervera Pacheco, en 23 millones 79 mil pesos.

Antes de concretarse la venta del predio de Tejidos Naturales a Desarrollos Montejo Real, en 2006, el entonces gobernador Patricio Patrón Laviada manifestó el interés de la autoridad por adquirir una franja de ese predio para ampliar la calle 60 Norte, que tenía sólo cuatro carriles y estaba saturada de vehículos por el crecimiento comercial de la zona. En esa época, la calle 60 estaba delimitada, al Oriente, por el fraccionamiento Cordemex, y al Poniente, por la línea del tren a Progreso.

Para tal fin, el gobierno local propuso una permuta a Tejidos Naturales y a sus futuros compradores: ellos entregarían una franja de su terreno colindante con la calle 60, de 13.9 metros de ancho por 222 metros de largo, y 3,085 metros cuadrados de superficie, a cambio de un terreno similar, en un lote ubicado atrás del terreno de Tejidos y propiedad del gobierno, el marcado con el número 245 de la calle 3-B.

División

De este modo, el 26 de mayo de 2006 Tejidos Naturales dividió su terreno en dos fracciones: una, con 3,085 metros, que conserva su numeración original -calle 60 No. 299-B con 3-B- y otra, con 38,433 metros, que adquiere nueva numeración: calle 3-B, número 243 con 60.

El gobierno del Estado, por su parte, hizo lo mismo con el terreno ubicado atrás de Tejidos, que dividió en tres fracciones el 23 de junio de 2006: fracción uno, calle 3-B, número 245, con 44,397 metros cuadrados; fracción dos, calle 3-B número 245-A, con 3,085 metros, y fracción tres, calle 3-B número 247, con una superficie de 3,221 metros cuadrados.

El 29 de agosto de 2006 Desarrollos Montejo Real firma un contrato de permuta con el gobierno, consignado en la escritura pública número 446, hecha ante el notario Emilio Sosa Heredia, mediante el cual el gobierno del Estado entrega el terreno de la calle 3-B número 245-A, de 3,085 metros, a la empresa. A cambio recibe el de la calle 60 No. 299-B por 3-B, también de 3,085 m.- HERNÁN CASARES

De un vistazo

Operación

El gobierno estatal “descubre” que parte de un terreno en Cordemex, sobre la calle 60 Norte, le pertenece y toma posesión de él: lo bardea y pone letreros con la leyenda “Propiedad del Gobierno del Estado de Yucatán”, aunque, como consta en documentos oficiales, esto no sería verdad.




Volver arriba