Resuelven en segunda instancia sentencia dictada por el Tribunal Oral

La Segunda Sala Colegiada del Sistema de Justicia Penal Acusatorio del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Yucatán, resolvió en forma unánime el día de hoy el recurso de casación interpuesto en contra de la sentencia condenatoria de fecha 11 de noviembre de 2013, dictada por el Tribunal Primero de Juicio Oral, en el que condenó a una persona por el delito de lesiones cometidas en riña con el carácter de provocado, confirmando la determinación de primera instancia, al resultar infundados los agravios hechos valer por su defensa y no haber advertido actos de violación a los derechos fundamentales del sentenciado que dieran lugar a invalidar la audiencia de juicio oral o sentencia recurrida.

La propuesta de resolución fue elaborada por la Magistrada Leticia del Socorro Cobá Magaña, quien fue ponente en este asunto y, siendo sometida a consideración de los demás integrantes de la Sala, Magistrados Ingrid Priego Cárdenas y José Rubén Ruiz Ramírez, fue aprobada por unanimidad.

La audiencia se desarrolló, en la Sala de Oralidad con sede en el local que ocupa el Tribunal Superior de Justicia, habiendo estado asistido el sentenciado de un traductor certificado por el Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya del Estado de Yucatán (INDEMAYA), por cuanto de los antecedentes del asunto se advirtió es maya-hablante.

Durante la audiencia la defensa del sentenciado alegó que en la sentencia impugnada se inobservó las reglas de la sana crítica en la valoración de diversas probanzas.

La Fiscalía por su parte argumentó que el Tribunal Primero de Juicio Oral, al emitir la sentencia combatida, si atendió a una valoración de pruebas adecuada.

En el pronunciamiento asumido en este asunto por esa Sala Colegiada, se determinó que prevalezca la determinación del Tribunal Primero de Juicio Oral en los términos en que se pronunció.

Cabe señalar que en su sentencia de culpabilidad sobre este caso emitida el pasado 11 de noviembre de 2013, el Tribunal 1º de juicio oral impuso tres meses y tres días de prisión y multa de $649.88 al sentenciado, además de que lo condenó al pago de la reparación del daño por $38,681.00.

En dicha sentencia el Tribunal estableció que, previo pago de la reparación del daño, el sentenciado cuenta con los beneficios sustitutivos de prisión, entre ellos el pago de $2,500.00 de multa; 46 jornadas de trabajo a favor de la comunidad; una condena condicional mediante una garantía de $3,000.00 o bien la semi-libertad y tratamiento en libertad. Igualmente, se decretó como parte de la sentencia la prohibición de que el sentenciado se acerque a la víctima y a su familia directa.

COMUNICADO DE PRENSA




Volver arriba