La Contraloría municipal incurre en faltas, dice Angélica Araujo

Señala que hay un fallo pendiente de orden estatal

Al responder a las acusaciones en su contra por el caso de las luminarias de Mérida, la ex alcaldesa Angélica Araujo recuerda que el acuerdo para el cambio del alumbrado público fue tomado por unanimidad en el Cabildo, incluido el voto favorable de los regidores panistas de ese entonces, quienes continúan laborando en la Comuna como funcionarios de primer nivel.

Es claro que existe una falta de aplicación de diversos aspectos técnicos jurídicos, ya que la Contraloría panista del municipio de Mérida no examinó ni valoró diversas pruebas ofrecidas a mi favor durante el procedimiento; es más, ni siquiera se relacionaron o enumeraron, incurriendo así en una falta de responsabilidad en el desempeño de sus funciones, añade la senadora priista.

La ex presidenta municipal indica que tampoco es verdad que esa dependencia hubiese concluido el procedimiento en la época que señala, pues en su caso la resolución emitida fue con fecha 7 de febrero de 2014, “misma que me fue notificada al día siguiente y contra ella desde el 25 de febrero interpuse ante el Tribunal de Justicia Electoral y Administrativa de Yucatán” el correspondiente recurso de impugnación.

-El expediente que indebidamente se formuló en mi contra no se acaba de remitir al Congreso del Estado, sino que hace varias semanas que está ahí -señala-. El Poder Legislativo es la institución competente para dictar el acuerdo final que a la presente fecha es imposible, toda vez que está pendiente de resolverse mi reclamación ante el Tribunal de Justicia Administrativa, lo que evidencia una vez más a la contralora municipal panista.




Volver arriba