A proceso por “fiesta” ilícita

El dueño de la sede del festejo, único en prisión

A Reyes Castro Martínez ahora lo acusan de corrupción de menores

De más de 40 detenidos por participar en una “fiesta prohibida”, la Fiscalía General del Estado sólo consignó al dueño de la casa donde se realizó la reunión en la que participaban adolescentes.

La mayor parte de los detenidos pagó una caución en la Fiscalía por un delito ya derogado: compra de bebidas alcohólicas.

“A mi hijo le organizaron una fiesta, no sabía que había cerveza o menores”, manifestó Reyes Castro Martínez, de 61 años.

En su casa, de San Pedro Cholul, fueron detenidas cerca de 30 personas, entre éstas ocho menores.

Los adultos pagaron caución por un delito derogado, aunque se consignó al supuesto vendedor, Castro Martínez, a quien se le acusa de corrupción de menores.

“No, no sabía del consumo de cerveza, era una fiesta, yo me fui al cine y cuando regresé, estando dormido me despertó la policía y me detuvo”, fue parte del relato del inculpado, quien no tiene derecho a fianza.

Se ofrecieron pruebas a favor del detenido, entre éstas testimonios de quienes acudieron a la reunión. La detención fue en horas de la madrugada del domingo, luego de que agentes de la SSP llevaron al cabo las detenciones a partir de una “queja pública” de supuesto escándalo en el lugar de la fiesta.- R.F.G.




Volver arriba