Hereda su labor a un hijo

La vocación de atender a la gente, un legado paterno

Con sus ingresos de mesero José Luis Aguilar, de 64 años de edad, sostiene su hogar y creció a sus cuatro hijos, uno de los cuales, José Augusto Aguilar Canto, heredó el gusto de servir a la gente con el mismo oficio de su padre.

“Todo lo que tengo salió de aquí (mostró las mesas de la Cafetería Pop)”, indica.

“Tengo mi esposa (Leidy del Socorro Canto Ceballos), mis cuatro hijos y ocho nietos”.

Quiso que sus hijos estudiaran, pero ellos no quisieron: Emma es recepcionista; Luis Ariel, camionero; José Augusto, mesero; y Leidy Beatriz, ama de casa.

Él medio entiende el inglés y por ello puede atender a los extranjeros.- Joaquín Chan




Volver arriba