“Hay que aprovechar la fiesta”

San Cristóbal es com imán paralos comerciantes

La tienda Michel Angelus del rumbo de San Cristóbal aprovecha la fiesta del 12 de diciembre para ofrecer prendas con la efigie de la guadalupana

Con la llegada de diciembre la economía del barrio de San Cristóbal, santuario de la Virgen de Guadalupe en la ciudad, se incrementa.

A las loncherías, hoteles, fondas, tiendas de ropa y abarrotes, farmacias, terminales de camiones, juguerías y estacionamientos públicos, se suman quienes atraídos por la multitud de visitantes y peregrinos de todas partes de la ciudad y del país se establecen para ofrecer sus productos, principalmente relacionados con la Virgen de Guadalupe, como camisetas, llaveros, imágenes, mantas, flores, cuadros y pósters.

Según los comerciantes establecidos, esto les baja mucho las ventas, pues se establecen en la calle al paso de la gente en su camino a la iglesia o en el parque, frente al templo católico.

De acuerdo con datos proporcionados por un repartidor de refrescos y agua purificada, en el rumbo de San Cristóbal funcionan 188 puntos de venta de refrescos, 12 de ellos son loncherías, 10 tiendas de abarrotes y dos cervecerías, los demás son de diversos giros.

Demanda de agua

El repartidor indicó que para estos días de celebración guadalupana, las ventas de agua purificada se incrementan en la zona en un 45% y en un 25% las de refrescos.

Tere Cerón Carmona es propietaria de la lonchería “La Teresita”, negocio con el cual tiene cinco años, aunque ella ya tiene una década de trabajar en el rumbo en otro establecimiento.

Para Tere, las ventas se incrementan en estos días en un 30%, pero asegura que hay mayor afluencia de visitantes cuando los días de celebración (11 y 12) caen en fin de semana.

“Cuando cae entre semana como esta vez, la afluencia de gente baja y eso se observa desde estos días, cuando es fin de semana muchísima gente viene de otras partes del estado, incluso del país”, señaló la comerciante.

La entrevistada abrió su negocio desde ayer y lo cerrará hoy a las 12 por la noche, pues el ir y venir de peregrinos no para.

Rosa Margarita Moo Xool, s originaria de Caucel, se estrena este año como vendedora de ramos de flores.

Con las flores colocadas en un recipiente que lleva sobre la cabeza, recorre una y otra vez el tramo de calle que pasa frente a la iglesia y el parque de la colonia, ofreciendo sus ramos de $25.

Su esposo es albañil. El matrimonio tiene dos hijos y ella trabaja en labores domésticas, pero ante lo difícil de la situación y la escasez de trabajo, en sus días libres se decidió a vender flores. Esta será la primera vez que lo haga durante los días de celebración de la guadalupana.

Alojamiento

En la zona funcionan dos hoteles: el Del Prado y el Del Mayab, ambos se ubican sobre la calle 50 y a ellos llegan muchos clientes que se dedican a la venta de artículos diversos, tanto en el centro de la ciudad como en las ferias del Estado y para estas fechas registran un incremento, aunque la encargada del hotel Del Prado comentó que no es mucho, si acaso es de un 10% y si la conmemoración guadalupana cae en fin de semana alcanza un 20%.

Loncherías y establecimientos ya exhiben con coloridos carteles los productos que ofrecen y sus precios.

Los ambulantes ya empiezan a ocupar las calles y los peregrinos se acercan a todos ellos en busca de saciar la sed, el hambre o llevarse algún recuerdo.

Hoy la economía del barrio se reactiva y surge también un comercio casero, el conformado por vecinos que sacan a las puertas de sus casas carteles anunciando que venden tortas, refrescos, café y hasta arroz con leche. “Hay que aprovechar”, comenta el propietario de una tienda de playeras estampadas y que en estos días también vende tortas y refrescos.- Luis Iván Alpuche Escalante

Ventas | Barrio

Algunos precios de los alimentos que se ofrecen en San Cristóbal.

Antojitos

Las tortas se anuncian a $15; las empanadas y flautas a $5; salbutes, panuchos, tamales torteados y kibis a $7; los sopes a $9; tamales colados, burritas y tacos de maíz a $8; y los de harina a $9, al igual que las gringas.

Platillos

Sándwiches y tostadas se ofrecen a $9; raciones de comida entera a $35, media a $30, refrescos desechables $8 y embotellados $7, jugos naturales $8, y agua purificada de litro y medio $13, de un litro $8 y de medio litro $6.

Hotel

Las habitaciones en el Hotel del Prado van desde los $205 hasta los $375 con aire acondicionado y para una o cuatro personas.

Refrescos

En el rumbo funcionan 188 puntos de venta de refrescos, 12 de ellos son loncherías, 10 tiendas de abarrotes y dos cervecerías, los demás son de diversos giros. Además las ventas de agua se incrementan en la zona en un 45% y en un 25% las de refrescos.




Volver arriba