Hallan efecto nocivo

"Más remesas causan inflación y obesidad infantil"

En el sur del Estado es notoria la presencia de los ex trabajadores de los EE.UU.

Las remesas enviadas a Yucatán ascendían a 93.2 millones de dólares hasta el tercer trimestre de 2013, de acuerdo con el Banco de México, pero estimaciones de la empresa Información Sistemática de la Península calculan que la cifra llegaría a 122.8 millones de dólares a fin de año.

Es un cálculo basado en el monto de las transferencias electrónicas de dinero de Estados Unidos a Yucatán en las últimas semanas, explica Antonio Osorio Acevedo, director de esa empresa.

En 2009, dice, luego de la recesión estadounidense, las remesas llegaron a 109 millones de dólares, pero casi de inmediato repuntaron: en 2010 se registraron 112 millones de dólares, en 2011, 117.8 millones y en 2012, 119.5.

El aumento de remesas previsto para este año se debe, según el especialista, a la recuperación de la industria de la construcción en Estados Unidos, que emplea a muchos de los 185,000 yucatecos avecindados en ese país y que reciben diariamente 60 dólares ($798), de salario en promedio.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Población, la mayoría de las remesas se remiten a Mérida, Cenotillo, Motul, Tizimín, Oxkutzcab, Peto, Tekax y Ticul.

Las remesas ayudan a disminuir la pobreza, pero también, advierte Osorio Acevedo, “causan un efecto inflacionario en la economía y, paralelamente, más obesidad en la población infantil, por el aumento en el consumo de comida chatarra”.-H.C.C.

Remesas | Destino

Siete de cada diez receptores de las remesas son mujeres, dice un estudio.

Beneficiarios

Según el Banco de México, la mayoría de los beneficiarios son familiares directos: hermanos, hijos, padres o cónyuges del trabajador migratorio.

Inversiones

El estudio dice también que cuando los emigrantes regresan a Yucatán invierten sus ahorros generalmente en comercios y muy poco en agricultura.




Volver arriba