Trampas en el Centro

Se detectan unos 500 defectos en la instalación urbana

La regidora Yahaira Centeno Ceballos observa una alcantarilla en mal estado durante el recorrido que se realizó ayer en el Centro Histórico. La acompañan, desde la izquierda,  sus colegas Lolbé Carrillo Jiménez, Juan Barea Canul y  Lizbeth Estrada Osorio, así como el director de Obras Públicas, Carlos Arcudia Aguilar

Hasta marzo pasado, cuando la Comuna realizó la última revisión a las obras del Centro Histórico, había unos 500 defectos por atender en aceras, calles, rejillas, tapas, iluminación y otras instalaciones más, se indicó ayer durante una caminata por esa zona.

La Comuna no ha cuantificado lo que costará reparar esas fallas.

El recorrido comenzó a las 8 de la mañana. Participaron las regidoras Manuela Cocom Bolio, Lolbé Carrillo Jiménez, Yahaira Centeno, Lizbeth Estrada Osorio y Paloma Angulo Suárez, y el edil Juan Barea Canul. También el director de Obras Públicas, Carlos Arcudia Aguilar, acompañado de otros funcionarios de esa oficina.

En esa inspección se comentó la posibilidad de invitar a otro recorrido a Armando Chapur Achach, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Mérida y quien tiene a su cargo lo relacionado con el Centro Histórico.

-Se invirtieron $170 millones en esos trabajos, es mucho dinero y por tanto no podemos recibir esta obra en esas condiciones -explicó Arcudia Aguilar, quien reiteró que el Ayuntamiento no aceptará la transferencia, sino hasta que el 100% de los desperfectos sean reparados.

Advirtió que los desperfectos aumentarán en la medida que transcurra el tiempo sin que esas instalaciones reciban mantenimiento.

Hasta marzo pasado, cuando hicieron la última relación de esos problemas, había unos 500 por atender.

Poco después de que los funcionarios terminaron la caminata arribaron trabajadores para poner cemento en varias fallas que fueron mostradas a los reporteros.

Entre lo que vieron los concejales están aceras resbalosas, rotas, agrietadas, desportilladas, desniveladas o que se mueven al caminar sobre ellas. En la calle 62, a las puertas de El Retorno, se ve la cabilla de una pieza. A las puertas del predio 497 de la calle 64, cerca de las oficinas del IMSS y Telmex, alguien hizo lascas en ese tramo de banqueta para que no haya más caídas.- Hansel Vargas Aguilar

Caminata | Lo que se vio

En el corto recorrido de una hora los ediles vieron un muestrario de las fallas.

Rejillas pluviales

En el cruce de la 59 con 64 está roto el marco de una rejilla pluvial y otra más ubicada a unos metros está desajustada, produce ruido cuando los vehículos pasan sobre ella.

Trampa

En la 61 con 64, donde está el Bar Campeche, vieron un colector pluvial sin rejilla y con una llanta y una silla en su interior para prevenir a los automovilistas contra la trampa.

Otros defectos

En la 64 con 63, a las puertas de Monjas, rejillas de drenaje semihundidas y rodeada de hoyos, y grietas que cubren casi media calle. Hay viejos postes de luminarias sin retirar y parte de las enormes tapas metálicas de la red subterránea de electricidad tienen agujeros en sus orillas o están desniveladas o ambas cosas.



Volver arriba