Se despiden de su viejo edificio

Se despiden de su viejo edificio

Ríspida sesión del Consejo General Electoral estatal

Antonio Matute González, María Elena Achach Asaf,  y Jorge May Mex durante la sesión de ayer del Consejo General Electoral

La última sesión del Consejo General Electoral del Estado en su edificio central se realizó ayer sin luz, con calor y un debate de acusaciones y reclamos entre los representantes del PAN y el Movimiento Ciudadano (MC).

La sesión de ayer fue precisamente para aprobar que a partir del lunes 16 de junio próximo la sede oficial del Consejo General Electoral del Estado se encontrará en el predio No. 418, de la calle 21 en la Ciudad Industrial, donde ahora se concentrarán todas sus oficinas.

Los consejeros electorales y los representantes de partidos -excepto el del PRI que no asistió- sesionaron soportando el calor del día, debido a la falta de electricidad que afectó ayer por la mañana a una parte del centro de la ciudad, donde se encuentran estas oficinas.

Por unanimidad los consejeros aprobaron dejar su actual edificio en el predio No. 511 de la calle 57 entre 62 y 64.

Cabe recordar que ese edificio funciona como sede electoral desde hace más de 35 años, aunque al principio solo operaba cuando habían procesos electorales.

Fue a fines de los años 90, cuando funciona ya como sede permanente de las diversas instituciones electorales del Estado, hasta hoy.

El edificio es propiedad del gobierno del Estado y se le entregó en comodato a las autoridades electorales.

Aunque abandonará el consejo este edificio, no lo devolverá al gobierno, porque decidieron que en procesos electorales, ahí funcione el Consejo Electoral Municipal de Mérida.

Retomando el tema de la sesión de ayer, en asuntos generales, Milagros Romero Bastarrachea representante del MC inició un ríspido debate con el del PAN, Manuel López Rivas.

Milagros Romero advirtió que es sano todo ahorro en el presupuesto, y cada acción para contar con mejor calidad de infraestructura, pero todo es vano si no se refleja en un instituto fuerte, que cumpla sus objetivos.

Milagros dijo que sólo se ve una actitud pasiva y complaciente del consejo general -incluyendo a los representantes de los otros partidos- y la parcialidad con que actúa la Unidad de Fiscalización en sus dictámenes.

Para responderle López Rivas dijo que no son sumisos, que han hecho los señalamientos necesarios en su oportunidad en defensa de la sociedad, y acusó a la del MC de no asistir a las reuniones de trabajo en el consejo.

Este último señalamiento motivó la discusión entre ellos, la del MC le dijo que el del PAN “se puso el saco”, y las intervenciones se volvieron ríspidas al grado de que fue necesario pedir una moción de orden.- D.D.M.




Volver arriba