Queja contra el alcalde

Llega el lío de la ventanilla únicaa la Contraloría

La bancada del PRI en el Cabildo de Mérida, encabezada por el regidor Enrique Alfaro Manzanilla (al centro), su coordinador, al presentar ayer una nueva queja contra el alcalde ante la Contraloría Municipal

La bancada del PRI en el Cabildo de esta ciudad interpuso nueva queja y/o denuncia contra varios funcionarios municipales y el alcalde Renán Barrera Concha, por presuntas irregularidades administrativas en la renta y remozamiento de un predio, al parecer propiedad de un subdirector del Instituto Municipal de la Salud (IMS), que sería habilitado para uso de una ventanilla municipal.

Se trata de la sexta queja y/o denuncia interpuesta por los ediles del Revolucionario Institucional contra un funcionario en la presente administración municipal y la tercera que involucra de manera directa al alcalde Barrera Concha en su gestión.

“Estamos ante un caso donde el dueño de un predio (Alfonso Peniche Manzano, subdirector del Instituto Municipal de la Salud) que se ubica en la García Ginerés y que transmite mediante contrato de comodato predio de su propiedad a Gelsy Guadalupe Pérez Martínez (esposa) para la suscripción de un contrato de arrendamiento con el Ayuntamiento de Mérida para uso de oficina pública con pago de renta por la cantidad de $36,000 mensuales, que supera por mucho las rentas de esa zona de la ciudad y que suma la cantidad de $252,000″, manifestó Enrique Alfaro Manzanilla, coordinador de la bancada priista.

Otro contrato

Existe otro contrato, agregó, suscrito con la Dirección de Obras Públicas por concepto de remozamiento del predio por la cantidad de $470,000, que debió culminar en septiembre pasado y que está incluido en el periodo de renta.

“Estamos ante un caso de simulación total de actos y documentos para un beneficio indebido a favor de un funcionario municipal, por lo que a través de esta queja y/o denuncia estamos solicitando que se lleve a cabo la investigación correspondiente de los hechos denunciados y que se actúe de manera imparcial dentro de los tiempos que marca la ley para su resolución y en su caso de la imposición de la sanción que se desahoge en cada una de las solicitudes que se solicitaron al órgano de control interno”.

Resaltó el artículo 205 de la Ley de Gobierno de los Municipios del Estado de Yucatán, que señala que “los servidores públicos actuarán con honestidad y no utilizarán su cargo o función pública para obtener algún provecho o ventaja personal indebida o en favor de terceros y deberán conducirse invariablemente, con apego a las normas jurídicas inherentes a la función que desempeñan”.El documento, de 10 hojas, fue presentado en la Contraloría Municipal por los ediles priistas Alfaro Manzanilla, Rubén Segura Pérez, Luis Castillo López, Gustavo Espadas Espinosa, Jorge Dogre Oramas, Marisol Gómez García y Alejandra Cerón Grajales.Los ediles priistas también lamentaron la falta de transparencia municipal, toda vez que a más de un año y cinco meses la Contraloría Municipal no ha informado de las quejas y/o denuncias correspondientes presentadas contra funcionarios municipales por los casos de la empresa paramunicipal de recoja de residuos sólidos “Sana”; del doctor Manuel Díaz Suárez, director del Instituto Municipal de la Salud por presunta usurpación de funciones; del subdirector Roberto Osorio por renta de sillas en el carnaval 2013; del director de Cultura, Irving Berlín Villafaña, por la obra “Bacantes”, el caso de la adjudicación directa de las luminarias y ahora la ventanilla única.En esta nueva queja se incluye a otros funcionarios municipales por su participación en este caso. Ellos son el secretario de la Comuna, Alejandro Ruz Castro; el director de Administración, Jorge Martín Gamboa Wong, y el Oficial Mayor, Mario Alberto Martínez Laviada.Por la mañana, en sesión extraordinaria de Cabildo, la bancada del PRI aprobó por mayoría calificada un convenio de coordinación de acciones en materia de desarrollo urbano y vivienda con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).”Es un acuerdo que la Sedatu está firmando con los 60 municipios del país con mayor peso y crecimiento poblacional para alinear programas y acciones en materia de tierra, financiamiento y vivienda”, señaló el regidor Enrique Alfaro Manzanilla.Sin embargo, agregó que estarán muy pendientes de esta alineación al ordenamiento municipal por las actualizaciones que la misma federación a marcado en su plan nacional de desarrollo 2012-2018 que encabeza el residente Enrique Peña Nieto.Las cláusulas del convenio incluyen, entre otras acciones, registrar los terrenos baldíos intraurbanos que puedan ser utilizados para consolidar la ciudad, adecuar el reglamento municipal de construcción en seis lineamientos, garantizar la existencia de un plan de movilidad urbana sustentable, cuantificar y registrar las reservas territoriales con vocación para desarrollos habitacionales de propiedad municipal.En materia de prevención de riesgos, también se incluye elaborar y publicar un mapa de riesgos que deberá estar listo en seis meses a partir de la firma de este convenio, entre otros compromisos pactados.

De un vistazo

“Queja y/o denuncia”

El documento, de 10 hojas, fue presentado en la Contraloría Municipal por los ediles priistas Alfaro Manzanilla, Rubén Segura Pérez, Luis Castillo López, Gustavo Espadas Espinosa, Jorge Dogre Oramas, Marisol Gómez García y Alejandra Cerón Grajales.

Hay más pendientes

Los ediles priistas también lamentaron la falta de transparencia municipal, toda vez que a más de un año y cinco meses la Contraloría Municipal no ha informado de las quejas y/o denuncias correspondientes presentadas contra funcionarios municipales por otros casos.

Más acusados

En esta nueva queja se incluye a otros funcionarios municipales: el secretario de la Comuna, Alejandro Ruz Castro; el director de Administración, Jorge Martín Gamboa Wong, y el Oficial Mayor, Mario Alberto Martínez Laviada.




Volver arriba