PRI: Préstamo del Ayuntamiento no es utilizado para atender necesidades sociales

PRI: Préstamo del Ayuntamiento no es utilizado para atender necesidades sociales

1 / 3


PRI: Préstamo del Ayuntamiento no es utilizado para atender necesidades sociales.- Imagen de cortesía
PRI: Préstamo del Ayuntamiento no es utilizado para atender necesidades sociales.- Imagen de cortesía
PRI: Préstamo del Ayuntamiento no es utilizado para atender necesidades sociales.- Imagen de cortesía


 
  • Regidores del PRI señalan que las bases que se aprobaron para el empréstito de 150 millones de pesos fueron por una supuesta “emergencia”, la cual nunca existió y si la flagrante intención de endeudar a Mérida en los próximos 15 años.
 
Mérida, Yuc., 20 de enero de 2014.- Regidores del Partido Revolucionario Institucional PRI lamentaron que la utilización del empréstito de 150 millones de pesos sea para una burocracia equilizada de la Comuna al adquirir bienes con dinero caro y no para la emergencia social que argumentó el alcalde Renán Barrera Concha a principios del año pasado.
 
“Hoy queda a la vista la falsa preocupación social que manifiesta el alcalde Renán Barrera Concha para presuntamente resolver las necesidades más apremiantes y urgentes de los sectores más necesitados de la sociedad al utilizar una parte del empréstito de los 150 millones de pesos para la compra de computadoras y una zanjadora con dinero caro que tendrá que pagar intereses en los próximos 15 años cuando tiene en carteras municipales dinero suficiente para comprar sin endeudarse”, manifestó el regidor priista Enrique Alfaro Manzanilla.
 
Fue la primera sesión extraordinaria de cabildo de este año donde se trataron dos puntos de acuerdo. El primero se aprobó por unanimidad una prórroga de 15 días hábiles de acuerdo al reglamento del Tribunal de lo Contencioso Administrativo y el segundo punto del día relacionado con tres licitaciones públicas, se modificó en ese momento por el Secretario de la Comuna Alejandro Ruz Castro, al precisar que la licitación pública para adquirir una perforadora quedaba sin efecto, por lo que se presentaron las licitaciones públicas para adquirir computadoras y una zanjadora.
 
Alfaro Manzanilla dijo que la utilización del empréstito no se justifica en las licitaciones públicas para la compra de computadoras y una zanjadora, toda vez que no fueron en los términos y acuerdos alcanzados en cabildo para su aprobación.
 
“Son dineros que no se justifican por los acuerdos tomados en cabildo. Es dinero caro que generará intereses y duplicará o triplicará el costo de los productos por nuevamente caprichos del alcalde”, señaló el edil priista.
 
Agregó que como ha sido una tendencia en esta administración municipal, las licitaciones públicas no se ajustan a la calendarización del procedimiento, no se identifican los tiempos, periodos, disponibilidad de las bases, junta de aclaraciones o apertura técnica.
 
“Así mismo llama mucho la atención que se esté utilizando dinero caro para la contratación de las adquisiciones porque se van a pagar intereses en los próximos 15 años de un empréstito que el ayuntamiento solicitó en su momento para acciones de emergencia, que hoy vemos fue pura simulación”.
 
“Este dinero caro pudiera dejarse de usar y hay que hacer memoria de la cuenta pública de diciembre pasado donde refleja dinero en chequeras municipales por la cantidad de 146 millones de pesos. Porqué no privilegiar este dinero propio que estaría abonando en beneficio de Mérida sin costo mayor para los equipos que se quieren comprar”.
 
Recalcó que el acuerdo presentado es una copia, ya que el acuerdo transcribe la Ley de Adquisiciones y la Ley de Gobierno de los Municipios del estado de Yucatán”. 
 
Por su parte el regidor Rubén Segura Pérez precisó que para ser congruentes con lo que se ha manifestado por la bancada del PRI, nuevamente se ha dejado de observar la Ley de Gobierno de los Municipios en su artículo 164, porque las bases de las licitaciones públicas presentadas carecen de elementos necesarios e indispensables para el ordenamiento legal”.
 
COMUNICADO DE LA FRACCIÓN DEL PRI EN EL CABILDO DE MÉRIDA




Volver arriba