Por la presión de un amparo

Dicen que tuvo que acelerar la Fiscalía una resolución

Lizette Mimenza, directora de Gobernación del Ayuntamiento

La resolución de la Fiscalía General del Estado sobre la denuncia de peculado que interpuso el Ayuntamiento de Mérida contra funcionarios de la administración anterior fue fruto de un amparo que promovió la autoridad municipal, afirma Lizette Mimenza Herrera, directora de Gobernación.

La ex regidora recuerda que la resolución de No Ejercicio de la Acción Persecutoria que emitió la Fiscalía a favor de la ex alcaldesa Angélica Araujo Lara y otros ex funcionarios tiene fecha del 24 de diciembre, pero la denuncia fue presentada el 19 de abril, es decir, ocho meses antes.

Ante esa demora y la falta de resultados, explica la licenciada Mimenza Herrera, el Ayuntamiento interpuso un amparo y es entonces cuando la Fiscalía realiza varias diligencias que derivaron en su resolución.

No obstante, la directora dice que no deja de causar extrañeza que la fiscal Celia Rivas Rodríguez haya afirmado públicamente que ni siquiera se investigaron los hechos, por un error de procedimiento en la denuncia, pues en la resolución que se notificó al Ayuntamiento no se menciona el supuesto error sino la falta de medios de prueba para acreditar el cuerpo del delito, “razón por la cual es posible determinar la exclusión del delito”.

“Contra lo que afirma la fiscal, el director de Investigación y Atención Temprana de la Fiscalía afirma en su resolución que investigaron y no hallaron pruebas del delito”, apunta.- ÁNGEL NOH ESTRADA

@angelovaliant




Volver arriba