Otra familia con varias plazas

Bases y contratos para parientes de un ex funcionario

Tiempos de unidad se veían en noviembre de 2013, cuando grupos opositores a Álvar Rubio Rodríguez formaron un bloque para derrotar a éste en la elección de delegados sindicales. Parte de esa alianza fue Eulogio Piña, quien un mes antes dejó la subdirección de Recursos Humanos de la Secretaría de Salud

En las listas de personal de la Secretaría de Salud del Estado aparece varias veces el apellido Piña.

Se trata de familiares de Eulogio Piña Briceño, quien fue secretario general de la Sección 67 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (Sntssa) de 1999 a 2002 y durante el primer año del gobierno de Rolando Zapata Bello estuvo a cargo de la subdirección de Recursos Humanos de la dependencia. Dejó el puesto en la primera mitad de octubre de 2013.

El doctor Piña tiene base en la Secretaría como médico general “C”, adscrito a las oficinas centrales, desde el 1 de mayo de 1982.

En la nómina de Salud aparecen varias personas con su apellido en plazas federales. Otras están con base estatal.

Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, buscó a Eulogio Piña para conocer su versión. El ex funcionario reconoce que hay parientes suyos con cargos en la dependencia, asegura que no ingresaron al gobierno en los tiempos en que él fue secretario general del sindicato u ocupó cargos de dirección, y niega relación con tres que llevan el apellido Piña.

“Tengo 32 años en la Secretaría y todo mundo me dice tío”, afirma.

Algunas de esas personas, admite, sí son en realidad sus sobrinos, aunque en segundo o tercer grados.

En días pasados informamos sobre las plazas de la Secretaría concedidas discrecionalmente a parientes y allegados del líder sindical Álvar Rubio Rodríguez y a cuñados del ex secretario Álvaro Quijano Vivas.

El caso de Álvar Rubio alcanza dimensiones de escándalo, por el número y las condiciones en que fueron otorgadas las bases a lo largo del gobierno de Ivonne Ortega Pacheco, cuando el dirigente asumió el control casi absoluto de la dependencia.

En documentos oficiales aparecen los siguientes familiares del doctor Piña Briceño como parte de la nómina:

Carlos Antonio Piña Alberto.- Es sobrino del ex subdirector de Recursos Humanos y tiene base de técnico radiólogo o en radioterapia desde el 16 de abril de 2001. Está asignado al Centro de Salud urbano de Mérida.

Fue protagonista del sonado caso de presunto secuestro cuando estaban los ánimos caldeados por la elección de delegados sindicales en la Secretaría de Salud. Desde un principio se le perfilaba como cabeza de la planilla blanca, que agrupaba al bloque opositor a Álvar Rubio, pero después de ese incidente el panorama se modificó y al frente de la planilla quedó la licenciada en Enfermería Josefina Miz y Gómez.

En la entrevista de ayer, el doctor Piña afirmó que fue Rubio Rodríguez, no él, quien obtuvo la plaza para su sobrino.

Sin embargo, ese año el líder del sindicato era Piña Briceño.

María Irene Piña Alberto.- También sobrina. Es cirujano dentista “A”, con base en el Hospital O’Horán desde el 1 de agosto de 2000, cuando su tío era también secretario general de la Sección 67 del Sntssa.

No obstante, el doctor Piña dice que María Irene tampoco es cuota de él y tiene cerca de 15 años en la Secretaría. “Ella comenzó en Valladolid y luego fue transferida”, subraya el médico, quien recalca que no otorgó plazas -”ni de casualidad”- en los tiempos que dirigió el sindicato, aunque hay fechas delatoras.

Georgina Vanessa Ferral Piña.- Otra sobrina. Es enfermera general “B” titulada, con base en la Jurisdicción Sanitaria Número 1, a partir del 16 de abril de 2001. En ese tiempo Eulogio Piña era secretario general.

“Tiene plaza desde hace diez años… Se la dio Álvar”, alega el galeno.

Shirley de Jesús Ferral Piña.- Tiene base de lavandera en el Hospital O’Horán desde el 1 de septiembre de 2011. En este período sí era líder sindical Rubio Rodríguez.

César Antonio Marín Piña.- Sobrino también. Su base es de “soporte administrativo C”, en la Jurisdicción Sanitaria Número 1, a partir del 1 de abril de 1993.

“Él ya tiene mucho tiempo en la Secretaría, yo no tuve nada que ver”, reitera su tío.

Lízbeth Teresita Marín Piña.- Es hermana de César Antonio y su plaza es de médico general “A” en las oficinas centrales de la Secretaría desde el 16 de febrero de 2001. El líder sindical de entonces era Eulogio Piña, quien, empero, niega que haya tenido injerencia en el nombramiento. “Tiene como 15 años en la Secretaría”, enfatiza.

Wilson Herbé Piña Ordaz.- Según documentos de la dependencia se desempeña como técnico en verificación de dictaminación o saneamiento “C” desde el 16 de enero de 2013, pero Piña Briceño afirma que es “de contrato”.

En enero de 2013 el doctor Piña era subdirector de Recursos Humanos.

Jhoana Minelia Piña Puerto.- Su base es de “apoyo administrativo en salud A4″ en el Hospital Materno Infantil desde el 16 de julio de 2011.

Eulogio Piña afirma que la plaza era de la madre de Jhoana, pero al morir el padre de ésta -hermano del ex funcionario- la mujer tuvo que ceder la base para que pudiera cobrar la pensión de viudez. Entonces se decidió otorgarla a la hija.- ÁNGEL NOH ESTRADA

De un vistazo

Esposa del sobrino.

En la nómina de la Secretaría de Salud está también Ana Karina González Cabrales, esposa de Carlos Piña Alberto, sobrino de Eulogio Piña Briceño. Tiene base de “apoyo administrativo en salud A3″ desde el 1 de agosto de 2009.

Otros casos

También se ven los nombres de Elma Patricia Canul Piña, médico general “A” del Centro de Salud de Buctzotz; Miguel Ángel Piña Quijano, médico general “A” del Hospital O’Horán, y Eva Belén Piña Padilla, auxiliar de enfermería “A”. Piña Briceño afirma que ni son sus parientes ni los conoce.

Bases estatales

Con puestos estatales están los hermanos Mangerly y Esteban Aldana Piña, Jorge Ferral Piña y Norma Carmona Marín. El doctor Piña alega que Esteban es de contrato, no de base; que Jorge Ferral “entró con Jervis (García, líder de los burócratas estatales)” y Norma es su sobrina en tercer grado.




Volver arriba