Ningún interés en pagar

Habría embargos si no hay acuerdos con municipios

La sede del Ayuntamiento de Xocchel, municipio que en las próximas semanas intentará lograr acuerdos para el pago de laudos laborales

Algunos municipios ya solucionan sus problemas de demandas laborales por la vía de los acuerdos, pero todavía hay algunos que no lo hacen, como Tinum, Kanasín y Acanceh, a los cuales les fueron embargadas sus cuentas públicas por ese motivo.

César Antuña Aguilar, presidente del Tribunal de los Trabajadores al Servicio del Estado y los Municipios, comentó que, además, todavía existen entre 15 ó 20 Ayuntamientos que tienen pendientes demandas laborales.

El miércoles 5 de febrero pasado informamos, por declaraciones del mismo funcionario, que las deudas de los municipios de Yucatán por el pago a trabajadores despedidos ascienden a más de 100 millones de pesos y sólo 14 ayuntamientos del interior se mantenían limpios de pasivos laborales.

A mes y medio de que se presentara esta situación, ayer Antuña Aguilar informó que ya varios municipios encontraron la solución en acuerdos que establecen con los demandantes.

El funcionario admitió que en algunos casos los acuerdos para pagar son a plazos muy largos, por lo que abarcarán hasta a las siguientes administraciones municipales.

Estrategia

Como ejemplo de estos casos, el presidente del Tribunal recordó el caso de Opichén, en donde el monto del pago de la indemnización a un solo demandante asciende a casi un millón de pesos, y acordaron liquidarla con pagos quincenales durante los próximos cinco años.

Entrevistado al término de la ceremonia por el 208 aniversario del natalicio de Benito Juárez García, el magistrado manifestó que, afortunadamente, ya la mayoría de los ayuntamientos encontró una salida a este problema que afectaba seriamente a sus finanzas.

Antuña Aguilar explicó que los alcaldes acuden a este tribunal y negocian con los demandantes para establecer acuerdos sobre la forma en que les liquidarán sus indemnizaciones, sobre todo los plazos para hacerlo.

“En algunos casos pueden hacerlo hasta en dos pagos, pero en muchas de las veces, por ser cantidades de importancia, acuerdan que sea en varios pagos”, indicó.

Entre los municipios que ya van resolviendo estos problemas por la vía de acuerdos directos con los demandantes, el entrevistado citó a Progreso, Yaxcabá, Valladolid y Peto, por mencionar algunos.

Para los próximos días ya se han agendado otros municipios para establecer acuerdos similares. Los más inmediatos serían Hunucmá, Xocchel y Mama.

Sin embargo -continuó el funcionario- todavía hay algunos que se resisten a los acuerdos, y para garantizar el pago de las indemnizaciones, en cumplimiento de los laudos condenatorios, se ha tenido que recurrir de nuevo a embargarles sus cuentas bancarias.

El magistrado señaló que los embargos más recientes que ya se ejecutaron fueron contra los municipios de Tinum, Kanasín y Acanceh.

Antuña Aguilar dijo que los embargos en estos casos fueron para garantizar el pago de entre $240,000 y $300,000 que debe cada municipio por indemnizaciones.

Precisó que esta medida de los embargos se aplica sólo en última instancia, cuando no hay arreglo entre las partes del proceso.- David Domínguez Massa

De un vistazo

Persiste el problema

Aún persiste el problema de los municipios en problemas de demandas laborales heredadas de anteriores administraciones por despidos injustificados de su personal, cuyos laudos fueron favorables a los demandantes.

Fuertes cantidades

En muchos casos el problema radica sobre todo en que se trata de añejas demandas, que por el tiempo que transcurrió sin resolverse acumulan salarios caídos y otros pagos que deben cubrir, alcanzando a veces hasta más de un millón de pesos a un solo demandante.

Pendientes

Aún quedan entre 15 ó 20 municipios con un total de 60 expedientes de demandas laborales pendientes por resolverse, que se espera solucionarlos por la vía de los acuerdos, como ya lo hace la mayoría, o se aplicarían los embargos a sus cuentas.




Volver arriba