Negar la ambulancia sería delito: Rosa Adriana Díaz Lizama

Propuesta de senadores del PAN para castigar con cárcel a quien niegue atención médica

Un grupo de senadores del PAN, entre ellos la yucateca Rosa Adriana Díaz Lizama, presentaron una propuesta de ley para sancionar con cárcel a quienes nieguen atención médica, desde directivos de hospitales, médicos y enfermeras hasta choferes de ambulancias, a mujeres en trabajo de parto o personas en riesgo de perder la vida.

La propuesta fue presentada por la senadora Mariana Gómez del Campo Gurza y está suscrita por María del Pilar Ortega Martínez, Adriana Dávila Fernández, Sonia Mendoza Díaz, Elia Hernández Núñez, Francisco Salvador López Brito y Rosa Adriana Díaz Lizama.

La iniciativa busca terminar con la impunidad, brindar protección efectiva a los pacientes y garantizar herramientas legales que protejan el derecho a la vida y el acceso a la atención médica.

Los legisladores proponen sancionar al profesional, técnico o auxiliar de la atención médica que sin causa justificada se niegue a prestar asistencia a una persona, específicamente en trabajo de parto instalado, activo y regularizado y/o con ruptura de membranas o en casos de urgencia derivado de accidentes, lesiones graves, descompensaciones o aquellos casos en los que se ponga en riesgo la vida del paciente, la madre o del producto o que niegue la asistencia de servicios médicos en general.

El objetivo es reformar la Ley General de Salud y el Código Penal Federal, a fin de considerar un delito la negación de la atención médica a este tipo de pacientes e imponer sanciones de 6 meses a 5 años de prisión y multa de 5 a 125 días de salario mínimo general vigente en la zona económica de que se trate y suspensión para ejercer la profesión hasta por 2 años.

La iniciativa también plantea imponer las mismas sanciones a los directores, encargados, administradores, así como al profesional, técnico o auxiliar de la atención médica de cualquier centro de salud, cuando incurran en dicha omisión o actos negligentes y que se persigan por oficio.

Rosa Adriana Díaz recordó que en todo el país hay un preocupante aumento de casos en los que pacientes están siendo rechazados de los hospitales o se les está negando el servicio. Añadió que en los municipios del interior del Estado también hay recurrentes quejas donde se niega la ambulancia.

De acuerdo con información del INEGI, el 77% de los usuarios de servicios de salud acuden a consulta externa, el 16% a servicio de urgencias y 6.5% a servicio de hospitalización. Sin embargo, el 67% de las personas que acuden a los servicios de urgencias dijo sentirse “No Satisfecho” con la atención que recibe.

Esta realidad coincide con el rezago en muchos estados del país, tal es el caso de entidades como Oaxaca, Guerrero y Chiapas, donde una de cada cuatro mujeres murió en su casa; y en Guerrero y San Luis Potosí 15% fallecieron en la vía pública, lo que evidencia un serio problema de acceso a los servicios de salud en los estados con mayor marginación.

Al presentar la propuesta en la máxima tribuna del Senado, Mariana Gómez del Campo advirtió que “por encima de cualquier trámite burocrático, de cualquier autorización o derechohabiencia está la vida de las personas”.- (Boletín de prensa)

Etiquetas:,