Misterio en el paso deprimido

Investigan causas de la muerte de árboles en la zona

En una esquina del paso deprimido se marchitan actualmente  tres palmeras, un "coco plumoso" y un árbol "pata de vaca"

Primero fueron vetustos laureles, después palmeras, ceibas y cualquier otro árbol que se plante ahí, todos sin excepción mueren, pareciera que la tierra en ese lugar fuera estéril, lo único que sí crece son el pasto y plantas de ornato de talla baja.

Se trata de una de las esquinas del lado norte del paso deprimido, donde hay un conjunto de locales comerciales. En esa zona se marchitan los árboles plantados en la última vez que se hizo el intento de reforestarla.

-En ninguna parte de la ciudad ocurre ese fenómeno, el cual ha sido reportado por vecinos del rumbo, entre ellos un médico que nos llama con frecuencia señalando el problema -informó Elgar Pech Canul, subdirector de Ecología y Residuos Sólidos.

Indicó que actualmente se marchitan ahí tres palmeras, un “coco plumoso” y un árbol “pata de vaca”, que da una bella floración.

-En otros lugares de Mérida vemos casos de daños a los árboles, pero en ninguno de ellos ocurre en forma insistente como sucede en ese rincón del paso deprimido.

-Hay colonias y fraccionamientos donde la gente no quiere tener árboles en sus aceras, y en esos casos los talan sin permiso, les ponen clavos en la corteza o vierten diésel en sus raíces para matarlos.

-Lamentablemente hay gente a la cual no le gusta esa presencia de la naturaleza.

El funcionario dijo que ignoran la causa del problema en el paso deprimido, y la última acción que hicieron al respecto fue tomar muestras del suelo y pedir su análisis para saber si esas plantas están siendo envenenadas.- Hansel Vargas Aguilar

Misterio | ¿Qué ocurre?

Ese punto de la glorieta luce hoy día con varios árboles y palmeras marchitos.

Varios intentos

Elgar Pech dijo que en la actual administración ya cambiaron en dos o tres ocasiones los árboles de ese jardín y el resultado es el mismo: “misteriosamente todos se secan y mueren”.

Sólo ocurre ahí

“Esa insistente situación no ocurre en las otras tres esquinas de esa glorieta, donde los árboles logran crecer”, indicó.




Volver arriba