Mensaje de la Dip. Leandra Moguel Lizama en el aniversario de Manuel Cepeda Peraza

Discurso de la Diputada Leandra Moguel Lizama en la ceremonia del CXLV Aniversario Luctuoso del Gral. Manuel Cepeda Peraza:

C. ROLANDO RODRIGO ZAPATA BELLO.
GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DE YUCATAN.
 
MAGISTRADO ABOG. MARCOS ALEJANDRO CELIS QUINTAL.
PRESIDENTE DEL HONORABLE TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA Y DEL CONSEJO DE LA JUDICATURA DEL ESTADO.
 
DIPUTADO LUIS ANTONIO HEVIA JIMÉNEZ.
PRESIDENTE DE LA JUNTA DE GOBIERNO Y COORDINACIÓN POLITICA DEL HONORABLE CONGRESO DEL ESTADO.
 
AUTORIDADES CIVILES Y MILITARES QUE NOS ACOMPAÑAN.
 
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN PRESENTES.
 
AMIGAS Y AMIGOS TODOS.
 
MUY BUENOS DIAS.
 
 
 
Hago uso de la palabra a nombre de los tres Poderes del Estado para conmemorar las acciones de un gran hombre, un yucateco que es sinónimo de grandes valores cívicos, y también ejemplo para quienes tenemos el gran honor y privilegio de servir a la patria, me refiero al “General Manuel Cepeda Peraza”.
 
 
Así es compañeros, la persona a la que hoy rendimos homenaje fue un destacado yucateco, nacido en ésta Ciudad de Mérida el 19 de enero de 1828.
 
El General Cepeda Peraza, a la edad de 16 años ingresó a la Guardia Nacional, en donde rápidamente mostró su vocación para la milicia y en el transcurso de los años fue ascendiendo hasta que a la edad de 23 años, se le otorgó el Grado de Coronel, teniendo su base en la población de Tihosuco, localizada ahora en el vecino Estado de Quintana Roo.
 
Es importante remarcar que nuestro homenajeado tuvo una destacada carrera militar y posteriormente política; por ello, es de destacar que a mediados del siglo antepasado secundó el levantamiento en contra la dictadura del General Antonio López de Santa Anna; sin embargo, al ser derrotado en este movimiento, Cepeda Peraza se vio obligado a retirarse para proteger su vida; primero hacia Belice y posteriormente a Nueva Orleans, siendo  durante su estancia en esa Ciudad, en donde se vincula políticamente con otros personajes destacados de nuestra historia nacional, como lo fueron Don Benito Juárez García y Melchor Ocampo, con quienes reforzó sus ideales republicanos.
 
Posteriormente, al regresar a México participó en muchos e importantes combates, siendo uno de ellos, la Batalla de Saltillo en la que su subalterno fue Ignacio Zaragoza; a su retorno a Yucatán es nombrado comandante militar de Sisal y posteriormente Jefe Supremo Militar, luchando en contra de las tropas imperialistas.
 
Vale la pena señalar que precisamente por su lealtad inquebrantable y producto de enemigos de batalla, tuvo que abandonar de nuevo el país para permanecer durante un tiempo en Cuba, para posteriormente regresar a Yucatán y organizar a las fuerzas republicanas con la finalidad de derrocar a los imperialistas y tomar la ciudad de Mérida, es así que combatió durante los años de 1866 y 1867, para finalmente, el 15 de junio de este último año y después de casi dos meses de batalla, entrar triunfante a la ciudad de Mérida, que recuperara de manos de los imperialistas que se había posesionado de ella, erigiéndose de inmediato, ya con el grado de general, en Gobernador Interino de la entidad.
 
Meses después de su mandato, los conservadores se amotinaron para derrocarlo y proclamaron como gobernador al comandante Marcelino Villafaña, pero la Secretaría de Guerra envió fuerzas militares para imponer el orden, logrando que el 4 de febrero de 1868 reasumiera de nuevo sus funciones, para 4 meses después ganar las elecciones de Gobernador.
 
Como titular del Ejecutivo del Estado, entre sus primeras tareas, fue reorganizar la administración pública, abrir escuelas públicas de enseñanza laica a nivel básico, y en los pueblos convertir las casas de las repúblicas de indios en escuelas de primeras letras.
 
En materia de educación, durante su gobierno se crean, la Biblioteca Central, el Museo de Arqueología e Historia, el Instituto de niñas, la Casa Correccional, la Escuela Normal de Profesores y la Academia de música.
 
En julio de 1867, por decreto constitutivo, creó el Instituto Literario del Estado, primer antecedente de lo que hoy en día es nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Autónoma de Yucatán.
 
Con una salud muy mermada, y con un fructífero gobierno de menos de 200 días, emprende un viaje a la capital del país, en el que pretende gestionar los recursos humanos y materiales que le ayuden a pacificar el Estado. Este viaje agrava aún más su frágil salud, y finalmente agotado, Cepeda Peraza muere el 3 de marzo de 1869, a los 41 años de edad.
 
 
La lucha del prócer yucateco por defender la república federal y su compromiso con la educación laica, la cultura, la salud y la justicia social sirven, a la fecha, de ejemplo para el estado y la nación.
 
 
Por su destacada labor como militar y político, el Congreso de Yucatán lo declaró Benemérito del Estado.

 
A 145 años de su muerte, podemos decir que el pensamiento vanguardista del General Manuel Cepeda Peraza está vigente, que su obra educativa ha tenido continuidad en nuestro estado, ya que la Universidad Autónoma de Yucatán, es hoy en día baluarte de la educación superior en el Sureste Mexicano.
 
Ese pensamiento visionario del General Cepeda Peraza, nos motiva hoy más que nunca a mantener y fortalecer a las Instituciones públicas de Yucatán. Por ello en los tres poderes del Estado hemos amalgamado nuestras funciones para poder servir adecuadamente con visión republicana a toda la sociedad sin distinción de origen étnico, político o social.
 
Por ello, destaco que en el Congreso del Estado durante la presente legislatura, nos hemos dado a la tarea de legislar creando normas que contengan un máximo beneficio social, apegando siempre nuestros actos a la legalidad y constitucionalidad.
 
Por esta razón hemos participado creando o reformando leyes que beneficien a los productores del Estado; que apoyen al sector educativo, sobre todo a sus docentes; que preserven la seguridad del estado; que protejan la salud de los yucatecos; que fortalezcan el desarrollo económico y el empleo; que protejan los derechos humanos; que propicien la transparencia y la rendición de cuentas, entre otros.
No podemos pasar por alto tampoco que, como constituyente permanente reformador de la Constitución Federal nos ha tocado participar en recientes reformas transcendentales a nuestra Carta Magna tales como, por citar algunas, la reforma educativa, la reforma energética y la reforma en materia de política electoral.
 
El Poder Judicial merece también un reconocimiento ya que fruto también de reformas a la Constitución Local y a leyes secundarias, hoy goza de gran prestigio a nivel nacional por tener la facultad de constituirse en Tribunal Constitucional para resolver diversos medios de control de la constitucionalidad, así como por encontrarse en estos momentos, inmerso en un nuevo paradigma jurídico que además es referente en México, ya que se encuentra a unos meses de implementar a plenitud, en todo el territorio de nuestro Estado, el nuevo sistema de justicia penal acusatorio y oral, iniciado hace algunos años.
 
La visión republicana y humanista de Cepeda Peraza también se ve reflejada hoy en los actos del Poder Ejecutivo, que encabeza el Gobernador del Estado Licenciado Rolando Rodrigo Zapata Bello, quien como gobernante, ha tenido visión para apoyar y fortalecer el crecimiento económico de la entidad, buscando convertir a Yucatán en un Estado más competitivo; en un Estado en el que todos tengan las mismas oportunidades para formarse y desarrollarse.
 
Por eso podemos decir con orgullo, que el titular del Ejecutivo apoya decididamente y por igual a todos los sectores; lo mismo a un campesino en su unidad agropecuaria que un empresario en su fábrica; a un estudiante con aspiración de convertirse en profesionista a través de becas, que a un docente deseando superarse; a los deportistas, a los obreros, a las personas con alguna discapacidad y en general a todo aquel que vive en esta tierra y representa la fuerza física e intelectual que mueve a diario a Yucatán.
 
Amigos y amigas, a 145 años de la muerte del General Manuel Cepeda Peraza, los convoco a que sigamos su ejemplo por defender nuestro federalismo, nuestro compromiso con la educación, la salud, la cultura y la justicia social, y que sirvan de ejemplo no sólo para el Estado sino también para el país.
 
Los convoco para que con paso firme y decidido continuemos contribuyendo con cada una de nuestras acciones, y en el lugar que a cada uno nos corresponde; a continuar construyendo un Yucatán con visión a futuro, un Yucatán más fuerte y comprometido con su sociedad,  un Yucatán en el que sus habitantes, puedan seguir sintiéndose orgullosos de lo logrado a lo largo de la historia de este gran Estado.
 
Muchas Gracias.

(Boletín de prensa)

Etiquetas:,