Menos deportados

Bajan un 50% las deportaciones de braceros yucatecos

Migrantes trabajan en una plantación de moras en Georgia. La cifra de  los braceros yucatecos deportados en lo que va el año bajó un 50%

Las deportaciones de braceros yucatecos que cruzan o viven en forma ilegal en Estados Unidos disminuyeron un 50% en este primer semestre del año, informó ayer el subdirector de Atención al Migrante del Indemaya, Ángel Basto Blanco.

Recordó que en 2013 las deportaciones de migrantes eran de 100 mensuales en promedio y en este primer semestre del año es de unos 50 en el mismo período.

El subdirector consideró que esta disminución en el número de deportaciones es porque hay un sistema de alertamiento por medio de GSP, existe una intercomunicación entre los migrantes yucatecos en un sistema similar a la difusión de los retenes antialcohólicos en el territorio estadounidense donde está la población bracera y hasta piensa que el gobierno del presidente Barack Obama relajó la persecución de los migrantes que viven o entran en forma ilegal a los Estados Unidos.

Basto Blanco señaló que también en el estado bajó el interés de cruzar la frontera en forma ilegal por los riesgos de la deportación por parte de la patrulla fronteriza, la inseguridad que viven durante su recorrido para ingresar al territorio norteamericano y el peligro que enfrentan los braceros durante su estadía en las ciudades donde buscan trabajo.

Los cientos de migrantes que trabajan y viven en ciudades de Estados Unidos aumentaron el monto de las remesas de dólares que mandan a Yucatán. En el primer trimestre de este año, el estado recibió poco más de 30 millones de dólares, lo que representa más de un 8 por ciento de aumento en comparación con el primer trimestre de 2013.

Basto Blanco dijo que ese aumento en las remesas es porque “se vive cierta recuperación económica en Estados Unidos” lo que permite a los braceros mandar mayor monto de dinero y que otros que pueden ahorrar manden dinero a sus familiares.

“El migrante yucateco remite a Yucatán un promedio de 300 dólares al mes, según datos del Banco de México”, señaló el funcionario del Indemaya, quien fue entrevistado en sus oficinas.

La directora general del Indemaya, Elizabeth Gamboa Solís, dijo que el gobierno del Estado ofrece oportunidades y apoyos para incentivar que los yucatecos no viajen en forma ilegal a Estados Unidos y también para aquellos migrantes que quieren regresar a su tierra.

Puso como ejemplo el caso de un bracero de Buctzotz que vivió y trabajó en forma ilegal en Estados Unidos durante 20 años y ahora que decidió regresar a su pueblo emprenderá un negocio propio: construye un restaurante con discoteca similar al lugar donde trabajó. Invierte sus ahorros y el gobierno estatal lo apoya con algunos programas para que concrete su sueño empresarial.

Basto Blanco también informó que este año el gobierno del Estado se reincorporó al programa 3×1 con el fin de construir obras que mejoren la calidad de vida de las familias. Para este año el techo financiero de este programa tripartita es de $32 millones.- Joaquín Chan Caamal



Volver arriba